¿Cómo puedo conseguir tarjetas de crédito con Asnef?

Hay financieras que conceden tarjetas de crédito con Asnef si presentamos un aval (una vivienda en propiedad, un vehículo, joyas)

¿Cómo puedo conseguir tarjetas de crédito con Asnef?
¿Compensan las tarjetas de crédito con Asnef?
  • Lo primero es tratar de saldar la deuda que nos ha llevado al listado de morosos

Las tarjetas de crédito se han convertido en una fuente de financiación que muchas familias están utilizando para llegar a final de mes.

 

Cuando se ha agotado el presupuesto, se tira de la tarjeta y se paga la deuda a primeros de mes, con la llegada de la nómina. Y así, un mes tras otro. Pero el problema no es tener deudas, sino no poder pagarlas:

 

  • Al más mínimo retraso en las cuotas nuestro nombre acabará en algún registro de morosos, del tipo Asnef. 
  • Paralelamente, veremos cómo se acaban nuestras posibilidades de obtener crédito o pagar una compra a plazos. 

 

¿Qué hacemos entonces? Pues buscar soluciones rápidas.

 

Las tarjetas de crédito con Asnef necesitan aval

 

Lo primero es tratar de saldar la deuda que nos ha llevado al listado de morosos.

 

Si nos resulta imposible, no nos quedará más remedio que tratar de conseguir financiación.

 

La forma más rápida de poder aplazar las compras son las tarjetas, pero conseguir tarjetas de crédito con Asnef no es nada fácil.

 

Aún así, podemos seguir dos vías:

1. Acudir a nuestra oficina. Si tenemos un buen historial de crédito, una nómina que garantice el pago y la deuda es pequeña, podemos tratar de negociar con nuestro banco. A lo mejor los convencemos. Eso sí, no podemos esperar que el límite de crédito sea alto ni que los intereses sean bajos.

 

2. Siempre nos quedarán las financieras. Su fin último es ganar dinero, así que hay empresas de capital privado que ofrecen tarjetas de crédito con Asnef (prestamo-credito.com, por ejemplo). Pero seguro que nos pedirán un aval a cambio (una vivienda en propiedad, un vehículo, joyas).

 

Tarjetas de crédito con Asnef y usura van de la mano

 

Aunque el cliente no sea solvente cien por cien, a las financieras les interesa colocar este tipo de productos.

 

Al final, el porcentaje de impagos es muy bajo y sus beneficios se multiplican merced a prácticas casi abusivas:

 

  • Comisiones altísimas.
  • Tipos de interés tan elevados que casi se podrían calificar de usura (el TAE puede llegar a ser del 60%).
  • Modalidades de pago aplazado (las hay que permiten la devolución en periodos superiores a los 10 años) que provocará que los intereses aumenten aún más.

 

Encontrar este tipo de financiación es sencillo. Sólo hay que entrar en los foros de Internet o buscar en los tablones de anuncios de los centros comerciales para encontrar empresas y particulares que ofrecen tarjetas de crédito con Asnef.

 

Pero lo que tenemos que pensar es si nos compensa más que saldar las deudas y solicitar tarjetas de crédito tradicionales. Muchas son gratis.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados