Rodrigo L.
Rodrigo L.
24 May, 2021 - 16:47

¿Qué necesito para contratar un seguro de vida?

Rodrigo L.

Al contratar un seguro de vida debemos rellenar un cuestionario médico. A cierta edad o capital a asegurar elevado hará falta hacer una revisión médica.

La vida es un extraño camino por el que los seres humanos deambulamos con mayor o menor fortuna. En función de que ésta nos acompañe o no el recorrido será más o menos largo. De jóvenes, la muerte no es un problema que nos preocupe pues la contemplamos como un suceso lejano. Pero ello no suele entrar en nuestra cabeza contratar un seguro de vida.

Sin embargo, el tiempo corre rápido y en apenas unos años nos plantamos en la treintena con una familia bajo nuestra responsabilidad. Es el momento de preocuparnos con desagradables imprevistos que pueden mermar la economía doméstica. Mientras nadie depende de nosotros ni hay un patrimonio formado, la importancia del qué pasará si faltamos es nula. Pero hay un periodo de tiempo en nuestra vida que sí es muy recomendable asegurar.

Tramo de edad en el que contratar un seguro de vida

Entre los 30 y 50 años es la edad más recomendable. Antes, normalmente, no solemos tener asentada la carrera profesional ni creado un patrimonio importante. Además, durante ese periodo es cuando solemos tener los hijos y nuestro fallecimiento generaría un grave riesgo económico para la familia.

Al contratar un seguro de vida ofreceríamos a las personas que dependen de nosotros la posibilidad de salir adelante. Sobre todo si, por ejemplo, tenemos una hipoteca sobre el hogar. Lo último que deseamos es que se viesen en la calle.
Una vez que ya hemos superado esta horquilla de edad, cuando los hijos ya son más mayores y la hipoteca está pagada, resulta más interesante pensar en planes de ahorro complementarios a la jubilación.

Requisitos para contratar un seguro de vida

Normalmente, en casi todas las compañías aseguradoras, la edad mínima para contratar es de dieciocho años y la máxima de sesenta y cinco años.

Obviamente, hay que superar un cuestionario de salud o revisión médica que certifique que estamos sanos. También se advierte que el suicidio del asegurado durante el primer o segundo año de vigencia de la póliza no está cubierto.

Documentos para contratar un seguro de vida

D.N.I.

El documento oficial que confirma nuestra identidad.

Cuestionario médico

Se trata de un documento en el que nos preguntan por nuestro estado de salud. Deberemos rellenarlo sinceramente para evitar cualquier tipo de problemas. La compañía aseguradora posteriormente puede llamarnos para confirmar los datos y hacernos nuevas preguntas sobre nuestro estado de salud actual.

Revisión médica

En el caso de que hayamos superado una edad concreta o el capital a asegurar sea superior a cien mil euros deberemos hacernos una revisión médica. También si en el cuestionario indicamos que tenemos alguna enfermedad o nos han intervenido quirúrgicamente.

La compañía aseguradora, antes de firmar el contrato, solicita una revisión médica donde confirme el estado actual del interesado. El lugar donde se realiza suele ser un centro concertado con la compañía, a la cual le mandarán un informe detallado.

Por todo lo dicho, contratar un seguro de vida entre los 30 y 50 años es sin duda una opción muy acertada. No tiene precio la tranquilidad que da el saber que si ocurre un fatal imprevisto nuestra familia podrá seguir adelante.

Por otra parte, si necesitas más información o quieres contratar un seguro de vida ajustada a tus necesidades, visita nuestro simulador y compara la mejor oferta.

Simulada tu seguro de vida YA

Te puede interesar también: