Modalidades de pago de la factura Endesa

Detallamos algunas de las formas de pago de la factura Endesa más frecuentes: domiciliación, on line, en oficinas de correos y en oficinas bancarias. 

Modalidades de pago de la factura Endesa
Por domiciliación, vía electrónica o en oficinas bancarias y de correos

Las modalidades de pago de la factura Endesa son varias, y dependiendo de tus preferencias o situación personal podrás elegir entre una u otra, todas ellas gratuitas y de fácil acceso.

Tener el contrato del suministro a tu nombre o no, puede ser por ejemplo uno de los factores que te hagan inclinarte hacia una u otra opción.

A continuación hacemos una relación de las formas de pago de la factura Endesa más frecuentes: por domiciliación, pago on line a través de la web de endesa, en oficinas de correos y en oficinas bancarias. 


5 Modalidades de pago de la factura Endesa


01. Domiciliación

Como cualquier otro recibo, puede domiciliarse en la cuenta bancaria del titular del contrato del suministro, y periódicamente se descontará el importe correspondiente. Se trata de una opción cómoda que no requiere de ningún esfuerzo extra.
 

02. Pago online

Si por el contrario prefieres no domiciliar recibos en tu cuenta, puedes realizar los pagos de tu factura de la luz on line. Por ejemplo, en el caso de Endesa, desde www.endesaclientes.com puedes pagar rápida y cómodamente tus facturas pendientes de pago de forma online y evitar así otros inconvenientes.

Para poder realizar el pago on line, necesitas introducir el número de contrato en el que deseas realizar tu consulta, que puedes encontrarlo en tu factura; así como el código de barras de la factura que deseas abonar. Posteriormente, tendrás que seleccionar el método de pago a través del que deseas pagar tu factura: tarjeta de crédito o débito, e introducir los datos de tu tarjeta. El servicio es gratuito y todas las transacciones se realizan de forma segura.


03. En oficinas de correos

Correos permite abonar en sus oficinas los recibos de pago de la factura Endesa. Para ello, dirígete a tu oficina de correos más cercana, presenta tu factura de la luz, y abona el importe en efectivo. En la propia oficina sellan tu factura como pagada y envían el resguardo inferior de la misma a Endesa por correo postal. Es una modalidad frecuentemente utilizada, por ejemplo, por quienes viven de alquiler y no disponen del contrato de la luz a su nombre, sino a nombre del casero.

 

04. En oficinas bancarias

Normalmente cada banco reserva algunos días y horarios concretos de la semana al pago de recibos, entre ellos al pago de la factura Endesa. El procedimiento es muy similar al que se sigue en las oficinas de correos.
 

05. Por transferencia

Las grandes compañías eléctricas como Endesa no suelen permitir el pago de sus facturas a través de transferencias bancarias, y es que, con los avances en la seguridad de los pagos on line, la opción de la transferencia es cada vez menos frecuente. 


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados