Bufandas de lana: ventajas y desventajas de esta prenda de invierno

Bufandas de lana, son un clásico dentro del invierno, pues abrigan, son estéticamente muy vistosas y además bastante elásticas. 

Bufandas de lana: ventajas y desventajas de esta prenda de invierno
Una queja muy común que es que algunas variedades de lana pican



Llega el invierno y toca cubrirnos con una serie de capas que nos protejan del frío. Curiosamente, aunque de pequeños no nos gustaban que nuestras madres nos envolviesen en gruesas bufandas de lana que picaban, ahora que somos mayores es una de las prendas que más nos gustan. Sin duda el recuerdo de la buena calidad y el saber que las madres siempre buscan lo mejor para sus hijos, ayuda a la elección. 

Las bufandas de lana siempre están ahí. Pasarán unas modas, volverán otras, pero ellas permanecen ahí,  haciendo frente al invierno, impasible el ademán.

Los diseños son infinitos y el tipo de punto y agujas utilizadas para su elaboración también es muy variado. En internet se pueden encontrar miles de ideas para hacer bufandas de lana. Pero sepamos cuales son las ventajas y desventajas de una prenda como la bufanda realizada con este material. 
 


Ventajas y desventajas de las bufandas de lana


 

Ventajas

 
  1. Una de las ventajas de las bufandas elaboradas con lana es que este material es capaz de absorber el treinta por ciento de su peso al mojarse. Lo mejor es que pese a esa absorción, al tacto o rozarla con la piel no se nota húmeda. Por lo que es ideal para cualquier época del año la lana. 
  2. Se trata de un efectivo aislante térmico que nos protege del frío. El cuello no sufre así los rigores del invierno y evitamos de esta manera caer enfermos a las primeras de cambio.
  3. Las bufandas de lana poseen gran elasticidad, y con su uso no cede el tejido ni se deforman las mismas. 
  4. Son resistentes a los ácidos suaves o diluidos.
     


Desventajas

  1. Que algunas pican. Queja con que de pequeños protestábamos a nuestras madres. Pero no todos los tipos de bufandas de lana pican, depende de la variedad de la lana.
  2. Hay gente que tiene alergia a la lana. Se trata de un número muy pequeño que no soportan la lanolina. La mayoría sufren reacciones cutáneas por la lana de baja calidad, eso sí. 
  3. Las bufandas de lana son un bocado exquisito para las polillas, por lo que hay que guardarlas bien cuando las dejamos de utilizar.
  4. Tienden a absorber con facilidad los olores, como el de la cocina o el tabaco. También se tiñe con facilidad y se daña fácilmente con las manchas recibidas. 
  5. Hay que tener cuidado si lavamos una bufanda de lana, pues encogen sin no lo hacemos en seco o al menos con un lavado a mano delicado. 


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados