Merche Mairal
Merche Mairal
21 Sep, 2021 - 14:35
cuidado de hijos

Reducción de jornada por cuidado de hijos, así funciona

Merche Mairal

Conoce en qué casos puedes solicitar la reducción de jornada por cuidado de hijos, cómo formalizar la solicitud y en cómo repercutirá a tu sueldo.

Los trabajadores que tienen un hijo o un familiar con discapacidad a su cargo tienen derecho a solicitar una reducción de jornada por cuidado de hijos, es lo que se conoce legalmente como reducción de jornada por guarda legal y viene reconocido en el artículo 37.6 del Estatuto de los Trabajadores.

Esta medida permite que el trabajador pueda ajustar su horario con el objetivo de conciliar la vida laboral y familiar. Sin embargo, suelen surgir muchas dudas cuando el trabajador quiere acogerse a este derecho. En este artículo intentamos resolver algunas de las más comunes.

¿En qué consiste la reducción de jornada por cuidado de hijos?

¿Cuándo puedo solicitarla?

La reducción de jornada laboral únicamente la pueden solicitar los trabajadores que por razones de guarda legal tengan a su cuidado directo:

  • Un hijo menor de 12 años.
  • Un hijo o familiar directo (hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad) con discapacidad o que por razones de accidente o enfermedad no pueda valerse por si mismo y no desempeñe ninguna actividad retribuida.

¿Cuál es la duración máxima de la reducción de jornada?

Por regla general, la duración máxima de este permiso es hasta que el menor cumpla los 12 años. Sin embargo, en el caso de reducción de jornada por cuidado de hijos menores afectados por enfermedades graves que requieran hospitalización, la reducción de la jornada laboral puede prolongarse hasta que el menor cumpla los 18 años. En los demás casos, no existe ningún límite máximo para disfrutar de este permiso.

¿Cuánto se puede reducir la jornada?

La reducción de jornada laboral será como mínimo de un octavo de la jornada y como máximo de la mitad. Este cálculo debe hacerse sobre la jornada diaria.

¿Cuánto llega a reducirse el salario?

La reducción de la jornada implica necesariamente una reducción del salario que será siempre proporcional a la de la jornada. Esta reducción afecta tanto al salario base como a los complementos salariales que consten en la nómina del trabajador y que supongan una cotización a la Seguridad Social.

¿Existen plazos para solicitar la reducción de la jornada por cuidad de hijos?

Según el artículo 37.7 del Estatuto de los Trabajadores, es necesario avisar a la empresa con 15 días de antelación, salvo que el convenio colectivo aplicable establezca otro plazo.

En lo que respecta a la reincorporación laboral, la Ley también obliga al trabajador a avisar con 15 días de antelación a la fecha de incorporación a la jornada de trabajo ordinaria.

¿Cómo puedo solicitar la reducción?

La ley no establece nada a este respecto, pero lo más recomendable es realizar la petición de la reducción de jornada a la empresa siempre de forma escrita. Además, es conveniente indicar la fecha de inicio y finalización del permiso, la reducción de la jornada y el horario que el trabajador propone realizar como consecuencia de esta reducción.

Debes tener en cuenta que es el trabajador quien tiene el derecho a decidir el horario y la duración de la reducción de su jornada ordinaria. Sin embargo, la empresa puede limitar el ejercicio simultáneo de este derecho si dos o más trabajadores solicitan la reducción de su jornada al mismo tiempo y si la causa que motiva esa reducción se debe al mismo menor, pero siempre y cuando existan razones justificadas que repercutan en la actividad empresarial.

¿Cómo afecta la reducción de jornada a las prestaciones de la Seguridad Social?

Otra de las dudas que suelen surgir en relación a la reducción de jornada por cuidado de hijos es cómo afecta el ejercicio de este derecho a futuras prestaciones de la Seguridad Social, ya sea por jubilación, incapacidad permanente, muerte, supervivencia, maternidad o paternidad.

En todos estos casos, durante el primer año de duración del permiso, las cotizaciones se calculan incrementadas hasta el 100% de la cuantía, como si el trabajador estuviera a jornada completa.

En lo que respecta a la prestación por desempleo, para el cálculo de la base reguladora, las bases de cotización también se computan incrementadas hasta el 100% de la cuantía sin reducción de jornada.

En caso de despido, el cálculo de la indemnización no se verá afectado por la reducción de jornada y se tendrá en cuenta el salario íntegro, siempre y cuando se haya respetado la duración máxima de este derecho.

Te puede interesar: