Suspensión neumática, conoce sus ventajas y desventajas | Hintigo

PorRodrigo L.

20 Mar, 2020 - 4:57

Suspensión neumática, un sistema que basa su actividad en las propiedades que ofrece el aire sometido a presión.

A finales de los setenta y principios de los ochenta, los niños que crecimos en esa época solíamos imaginar que en el mítico año 2000 los coches ya no irían por carretera sino por el aire. La tecnología permitiría los coches voladores que veíamos en las películas. El airbag, el GPS o la suspensión neumática era algo que de conocerlo por aquellos años seguramente no resultaría tan espectacular.

Lo cierto es que en 2018, lo que es volar, la verdad es que nada de nada. Incluso aún se ven por las calles algún que otro Renault 18 o viejos modelos de Ford Fiesta vendiendo caro su pellejo. Pero sí que hay que reconocer que han mejorado mucho las prestaciones de los coches, ganando en comodidad y seguridad.

La suspensión neumática es uno de estos avances. Se trata de un tipo de suspensión basada en las propiedades del aire sometido a presión. Es utilizada desde hace pocos años, sobre todo en los vehículos de alta gama y vehículos industriales como autobuses o camiones. El resorte mecánico como el muelle o la ballesta son sustituidos por un fuelle o cojín de aire que varía su rigidez. Su uso permite adaptar la carrocería a diferentes alturas según las necesidades de la marcha aunque el manejo resulta más complicado.

Ventajas y desventajas de la suspensión neumática

Ventajas de la suspensión mecánica

Adaptación de la carrocería a la conducción

Los vehículos con suspensión permiten que se pueda adaptar su carrocería a las distintas alturas según las necesidades de la marcha. Lo podemos ver muchas veces en los autobuses urbanos, cuando ajustan su estructura a la altura del bordillo de la parada para quedar a la altura del piso, facilitando así el acceso y salida de pasajeros. Ideal para personas mayores o discapacitados.

 
Evita los rebotes controlando la altura del vehículo

El objetivo de la suspensión neumática es proporcionar un paseo en el que no se sufran los rebotes que se pueden generar por los diferentes firmes por los que circula el vehículo. De esta manera se adapta la suspensión y la amortiguación tanto a la situación de la calzada como a la forma de conducir.

Gracias a ella se produce una conducción sin altercados, de calidad constante. Esto hace que los modelos de coches de alta gama suelan utilizar este sistema, como los coches deportivos. Permitiendo así ciertos modos de confort, con baja altura del coche en altas velocidades y manteniendo la altura cuando el motor está parado.

 
Reducción de consumo de combustible

Al ajustar de manera automática la altura de la carrocería del vehículo según la velocidad a la que se circule, la suspensión neumática reduce la resistencia del viento, disminuyendo así el consumo de combustible.

Desventajas de la suspensión neumática

Coste elevado
La suspensión neumática es un sistema bastante complejo, donde se integran numerosos componentes y lleva un sistema de aire comprimido para que pueda funcionar. Todo ello da lugar a que su coste resulte elevado.

 
Manejo más complicado
Al tener el conductor que reducir la presión en la bolsa de aire para que baje el vehículo y aumentar la presión para elevarlo, resulta un poco más complicado que al usar otro tipo de suspensión. Da la sensación de estar en una barca cuando se baja y se sube del vehículo. La respuesta del mismo también es más lenta que en la conducción con este tipo de sistema.

MiPortalFinanciero - GLOBO © 2022 All Rights Reserved