PorMarina Sancho

15 Mar, 2017 - 12:00
tasa de esfuerzo

¿Qué es la tasa de esfuerzo?

PorMarina Sancho

15 Mar, 2017 - 12:00

La tasa de esfuerzo tiene en cuenta que el pago mensual en concepto de vivienda no supere el 30% de los ingresos netos mensuales

Si estás pensando en comprar una vivienda quizás sepas lo que quiere decir el ratio o tasa de esfuerzo, ya que deberías tenerlo en cuenta si no quieres que la adquisición del inmueble suponga un problema en el futuro.

La tasa de esfuerzo se puede definir como la parte de los ahorros (como fruto de las horas de trabajo) que un comprador está dispuesto a comprometer en la adquisición de un bien. En este caso nos referimos a la tasa de esfuerzo inmobiliaria, ya que estamos hablando de la compra de una vivienda.

Es verdad que cada comprador se encuentra en una situación concreta, pero es verdad que existen unos determinados valores que indican la tasa de esfuerzo que cada persona debería de llevar a cabo según su situación salarial a la hora de comprar una vivienda. Por eso, si estás pensando en comprar una vivienda y quieres conocer mejor en qué consiste el ratio o tasa de esfuerzo, a continuación te desvelamos todas las claves.

Tasa de esfuerzo: todo lo que debes saber

Dicha tasa pretende que la persona que va a adquirir una deuda al comprar una vivienda no perjudique el futuro de su economía debido a ello.

Las 2 lecturas de la tasa de esfuerzo

La tasa de esfuerzo se puede entender de dos formas:

  • Como los años de sueldo íntegro que la persona está dispuesta a pagar por la compra de la vivienda.
  • Como el valor que la persona da al fruto de su trabajo.

En este último punto, se habla de valor y no de precio, ya que muchas veces el valor está por encima del precio. Estamos ante un concepto subjetivo y por lo tanto es diferente para cada persona.

Cuáles son los valores clave de la tasa de esfuerzo

Existen dos ratios o tasas de esfuerzo a tener en cuenta antes de comprar una vivienda. Sin embargo, estos datos son simplemente orientativos y pretenden no comprometer el futuro de la economía personal del comprador. Por lo que si quieres actuar con seguridad en la compra de tu vivienda deberías tener en cuenta los siguientes valores:

  • El del 30%: se trata de que el pago mensual en concepto de vivienda no supere el 30% de los ingresos netos mensuales. Este es uno de los ratios que más en cuenta tienen los compradores.
  • El de los años de sueldo íntegro: este valor no es tan conocido como el anterior. Sin embargo, los expertos en la materia, afirman que el precio de la vivienda no debe ser superior a 6 años de sueldo bruto.

Como hemos comentado anteriormente, estos datos son orientativos, ya que pueden variar con el paso de los años. Por ejemplo, en el último punto, el dato ha llegado hasta a los 14 años según la Sociedad de Tasación en España.

También te puede interesar:

MiPortalFinanciero - GLOBO © 2022 All Rights Reserved