Seguros obligatorios para empresas, ¿cuáles son?

Aunque la mayoría de ellos son de carácter voluntario, también existen una serie de seguros obligatorios para empresas. Te los explicamos.

Seguros obligatorios para empresas, ¿cuáles son?
El seguro de responsabilidad civil, el más conocido

Contratar un seguro es un requisito indispensable en muchas situaciones. Por ejemplo, cualquier vehículo debe estar asegurado para circular, y todo inmueble debe estar protegido frente a incendios. Ese carácter imperativo, establecido por ley, también se aplica en determinados seguros obligatorios para empresas.

Así pues, los seguros no son contratos que puedan suscribir exclusivamente los particulares. Las empresas también buscan y comparan las diferentes ofertas para tomar la mejor decisión.

Sin embargo, antes de buscar la póliza que mejor se adapte a las necesidades de la empresa, hay que saber lo que dice la ley. Te decimos cuáles son esos seguros obligatorios que toda empresa debería conocer.

SEGUROS OBLIGATORIOS PARA EMPRESAS

papeles-seguro-emopresa

La mayoría de seguros son de carácter voluntario pero, como ya hemos dicho, hay otros que deben contratarse si se cumplen determinadas circunstancias.

El seguro de responsabilidad civil es quizá el más conocido. No es obligatorio para todas las actividades profesionales, pero sí muy recomendable. Es obligatorio, por ejemplo, para los profesionales sanitarios.

Este seguro cubre las posibles reclamaciones por vía civil que puedan hacer los trabajadores de una empresa. De esta forma, la responsabilidad civil es idéntica tanto para las empresas como para los trabajadores autónomos.

Uno de los seguros que sí son obligatorios al cien por cien es el de accidentes de convenio. Todas las empresas con trabajadores cuya actividad se enmarque en un convenio colectivo que así lo establezca, deberán contratar este tipo de seguro.

En este caso, las coberturas e indemnizaciones que deben figurar en la póliza están fijadas en el propio convenio. En general cubrirán todos los daños derivados de un accidente laboral, y el coste del seguro dependerá del número total de trabajadores de la empresa y la actividad que desarrollen.

También existe el seguro decenal, menos conocido porque únicamente es necesario en el sector de la construcción. La ley obliga a ofrecer a los compradores de inmuebles nuevos una garantía de 10 años, que cubre posibles daños o defectos en la construcción. El seguro debe ser contratado por la empresa promotora.

Por supuesto, si la empresa cuenta con vehículos particulares (coches privados, grúas, camionetas…) todos deberán estar asegurados.

Además de los seguros obligatorios para empresas, hay muchos otros que, sin ser necesarios, sí son bastante aconsejables. Por ejemplo el seguro multirriesgo, que cubre los daños que puedan ocasionarse en el local o los que podamos provocar a los edificios colindantes. O el seguro de responsabilidad civil patronal, que abarca los distintos perjuicios que puedan surgir en la relación de la empresa con sus empleados.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados