Receta de salsa New York, especial para pizzas

A diferencia de la pizza napolitana tradicional, en la que el tomate apenas se condimenta, la salsa New York de tomate lleva más especias.

Receta de salsa New York, especial para pizzas
La masa de la pizza al estilo neoyorquino es más delgada para poder doblarla

No se puede hablar de pizza sin mencionar New York. Allí, los amantes de esta comida tienen a su disposición decenas de restaurantes especializados en pizza. Incluso existe un tipo de pizza al estilo neoyorquino. Se caracteriza porque es mucho más grande y con una masa bastante más fina de la que estamos acostumbrados. Así se puede comer doblada.

Y en esta pizza a estilo de la Gran Manzana no pueden faltar ni el queso ni la salsa de tomate. Pero a su manera, ya que a diferencia de la pizza napolitana tradicional, en la que el tomate apenas se condimenta, la salsa New York de tomate lleva más especias. Con ello se busca el perfecto equilibrio entre lo dulce y lo ácido. También es importante hacerla de tal manera que no quede demasiado líquida, para no humedecer la delgada base. Pero debe ser lo suficientemente fluida como para poder extenderla por toda la masa.

Ingredientes de la salsa New York para pizza

amigos-compartiendo-pizza

Ahora que ya conocemos la teoría, empezaremos a ponerla en práctica. Nosotros hemos escogido una receta publicada en Serious Eats. Para una pizza de 12 inches (30 centímetros aproximadamente), necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 1 lata de tomates enteros pelados de 800g
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada sopera de mantequilla sin sal
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 pizca de pimienta roja en copos (cayena o guindilla)
  • 1 pizca de sal
  • Las hojas de 2 ramas de albahaca
  • 1 cebolla mediana
  • 1 cucharadita de azúcar


Elaboración de la salsa New York para pizza

¿Ya lo tienes todo? Pues comenzamos.

1. Metemos el tomate y el líquido en una batidora y trituramos, con cuidado de que no nos quede un puré demasiado fino. Reservamos

2. Echamos la mantequilla y el aceite en una sartén honda y más bien grande y ponemos a calentar a fuego medio.

3. Cuando la mantequilla se haya derretido, añadimos la pimienta roja, el orégano, los ajos previamente machacados o rallados y una pizca de sal. Removemos durante unos tres minutos.

4. A continuación agregamos el puré que hemos hecho con los tomates, una pizca de azúcar, las hojas de albahaca y la cebolla, ya pelada y cortada en trozos grandes. Removemos y llevamos a ebullición.

5. Bajamos el fuego y dejamos cocinando durante una hora aproximadamente, tiempo necesario para que la salsa reduzca. Durante el proceso removeremos para evitar que la salsa se nos pegue.

6. Transcurrido ese tiempo, probamos y rectificamos de sal.

Lo bueno de esta salsa New York de tomate es que, además de casera, aguanta hasta 15 días en la nevera si la metemos en un recipiente hermético.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados