Parvovirosis: síntomas, tratamiento y prevención

¿Tienes un cachorro? Cuanto más joven sea tu perro más posibilidades tiene de sufrir parvovirosis. Aquí te contamos en qué consiste esta enfermedad, cuáles son sus síntomas, su tratamiento y cómo prevenirla. !No te lo pierdas!

Parvovirosis: síntomas, tratamiento y prevención
Una enfermedad que afecta a perros y que es más agresiva en cachorros

La parvovirosis es una enfermedad altamente contagiosa que pueden sufrir los perros y que es provocada por el parvovirus. Esta dolencia afecta principalmente a los cachorros, quienes sufren ciertas alteraciones en las vellosidades intestinales, lo que les provoca diarrea sanguinolenta y maloliente, deteriorando así el estado general del cachorro.

A diferencia de otros virus fáciles de erradicar, este resulta mucho más complicado, ya que es capaz de resistir al calor y a los remedios de higiene, pudiendo llegar a permanecer en el medio ambiente durante meses o incluso años.

Si tienes un cachorro de perro y quieres conocer más detalles sobre la parvoirosis para evitar que tu perro la contraiga o simplemente quieres conocer cuáles son los síntomas, tratamiento y prevención de esta enfermedad, continua leyendo, porque aquí te lo contamos todo sobre la parvovirosis.

¿Cómo se trasmite la parvovirosis?

cachorro-perro-enfermo

Esta enfermedad, la cual afecta a los perros más jóvenes, se transmite a través de las heces, la saliva y la orina de los animales infectados. Otras vías transmisoras del virus pueden encontrarse en ropa, zapatos y otros objetos del medio ambiente que hayan sido contaminados por el pelo y las patas de los perros que sufren esta patología.

La edad de mayor riesgo para contraer esta enfermedad se encuentra entre las 6 y las 12 semanas de vida del cachorro. Sin embargo, si el animal tiene hasta 1 año de edad y no ha sido vacunado, también puede verse afectado. Por eso, cuanto mayor sea el perro, menor será la gravedad de esta enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la parvovirosis?

La parvovirosis tiene efectos sobre todo a nivel gastrointestinal. Los perros afectados comienzan a manifestar los síntomas en 5 – 10 días después de haberse infectado.

Los síntomas más comunes son:

  • Anorexia (pérdida de apetito)
  • Depresión
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Diarrea hemorrágica (heces muy líquidas con sangre)
  • Deshidratación rápida

Además del virus, los animales infectados pueden desarrollar infecciones bacterianas y parasitarias, las cuales sin duda agravarán el estado del animal.

La muerte, en estos casos, es la consecuencia de la excesiva destrucción de las células de la mucosa intestinal (provocada por la deshidratación) con la posibilidad de que se produzca un choque endotoxémico. Este choque se produce cuando las bacterias que habitan normalmente en el intestino entran en contacto con el flujo sanguíneo.

Por otra parte, los cachorros que sobreviven a esta patología, pueden presentar problemas de retraso en el crecimiento.

Para conseguir diagnosticar esta enfermedad es recomendable realizar un examen a las heces del animal, una prueba de detección o un examen a la sangre.

¿Cuál es el tratamiento de la parvovirosis?

Realmente todavía no se conoce un tratamiento eficaz contra el parvovirus. Lo que se suele hacer en estos casos es controlar los síntomas presentados por el animal y tratar de que este pierda el mínimo volumen de líquidos, evitando la deshidratación y combatiendo la endotoxemia, es decir, impidiendo que las bacterias del intestino lleguen a entrar en contacto con la sangre.

El tratamiento consiste en la administración de antibióticos y de medicamentos que eviten los vómitos y, en caso de que fuese necesario, realizar una transfusión sanguínea.

Si la parvovirosis se diagnostica temprano y el tratamiento comienza de inmediato, la mayoría de los perros se pueden recuperar. Sin embargo, existen una serie de factores que pueden influir en la recuperación del animal, como por ejemplo:

  • Edad de la aparición de los síntomas
  • Si el animal ya tiene alguna vacuna contra el virus
  • Presencia de otras infecciones simultáneas con parásitos o bacterias intestinales
  • Los factores genéticos como la raza (la enfermedad presenta mayor fatalidad en algunas razas como Rottweiller, Husky Siberiano o Alaska Malamute).


¿Cómo prevenir la parvovirosis?

La mejor forma de prevención es la vacunación. La vacuna contra la parvovirosis debe suministrarse a las 8 semanas de edad, cuando los perros empiezan a perder la inmunidad transmitida por la madre durante la lactancia. Además, se deben realizar dos refuerzos de esta vacuna a la 12ª y la 16ª semana respectivamente. La vacuna debe repetirse cada año.

En casos de riesgo, es decir, en perros de razas susceptibles, de madres no vacunadas, o que viven en lugares donde existió la enfermedad, se aconseja la realización de una vacuna precoz entre la 5ª y la 6ª semana de vida.

Además, los animales infectados deben ser aislados de otros perros. Por otra parte, es importante evitar introducir perros no vacunados durante al menos dos años en aquellos lugares donde existió la enfermedad.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados