Mejillones tigre, una tapa muy fácil de preparar

Para esta receta de mejillones tigre hemos hecho un relleno con cebolla y jamón, además de la carne y el caldo de los mejillones.

Mejillones tigre, una tapa muy fácil de preparar
Este aperitivo recibe su nombre por el picante que lleva la receta original

Yo no sé qué tiene la bechamel que todo lo que toca lo convierte en un manjar. Aunque la base sean ingredientes básicos. Cualquier tapa hecha con esta salsa es un éxito asegurado. Como ocurre con los mejillones tigre.

Este aperitivo originario de Galicia recibe su nombre porque la receta original llevaba una salsa muy picante. Pero ahora se sirven por todo el país, generalmente sin ese toque picante. Su presentación es como la de una croqueta, pero servida sobre la cáscara del mejillón.

Ingredientes para los mejillones tigre

Después de comerlos decenas de veces en el bar, ha llegado el momento de aprender a hacerlos en casa. Necesitaremos:

  • Medio kilo de mejillones
  • Mantequilla (una cucharada sopera)
  • Harina (una cucharada sopera)
  • Un vaso de leche
  • 100 gramos de jamón serrano
  • 1 huevo
  • 1 cebolla
  • Pan rallado
  • Una pizca de nuez moscada


Elaboración de los mejillones tigre

Ahora vamos con la preparación. Para ello seguiremos los siguientes pasos:

1. Limpiamos los mejillones y los ponemos a cocer en una cazuela. Como necesitaremos el caldo llenamos de agua hasta la mitad.

2. Esperamos unos minutos hasta que se abran y los sacamos de la olla. El caldo lo colamos y lo reservamos.

3. Quitamos las cáscaras a los mejillones. Estas las reservamos y picamos la carne.

4. A continuación pochamos la cebolla, que habremos picado finita. En esta ocasión utilizaremos un chorrito de aceite y una cucharada de mantequilla.

5. Cuando la cebolla empiece a quedar transparente añadimos una cucharada de harina y rehogamos durante 5 minutos para que se quite el sabor a harina cruda.

6. Incorporamos el vaso de leche y vamos añadiendo el caldo de los mejillones, poco a poco para que la bechamel vaya ligando.

7. Cuando veamos que la salsa está espesa (como si fuéramos a hacer croquetas) agregamos los mejillones y el jamón, ambos muy picaditos. Cocinamos a fuego lento durante unos tres minutos.

8. Rectificamos de sal, echamos una pizca de nuez moscada y rellenamos los mejillones. Dejamos enfriar durante al menos una hora.

9. Pasado ese tiempo ya podemos empanar los mejillones. Para ello los pintamos (solo por la parte del relleno) con un huevo batido y los rebozamos completamente en pan rallado. Freímos en abundante aceite caliente y servimos.

También hay quien añade al relleno ajo, pimiento verde y tomate. Puedes probar de las dos formas y quedarte con la que más te guste.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados