Filetes empanados: las 3 mejores formas de empanarlos

¿Quieres cocinar los filetes empanados perfectos? Conoce cuáles son las mejores técnicas y algunos trucos para conseguir un resultado crujiente a la vez que jugoso.

Filetes empanados: las 3 mejores formas de empanarlos
¡Consigue unos filetes crujientes y nada aceitosos!

Los filetes empanados son uno de esos platos típicos que nos transporta a la infancia. Una receta que gusta a todo el mundo, y que además es sencilla, rápida y nos puede sacar de más de un apuro.

La verdad es que la receta en sí no tiene ningún misterio. Sin embargo, conseguir un empanado perfecto, crujiente y poco graso, requiere de cierta técnica.

Existe una amplia diversidad de filetes empanados, estos pueden ser de pechuga de pollo o pavo, magro de cerdo, ternera o incluso pescado. La elección de la carne también influirá en el resultado. Lo ideal es que el filete sea ligero y fino para que la carne quedé bien hecha y no suelte ningún jugo que pueda arruinar el empanado.

Si quieres conseguir unos filetes jugosos por dentro, crujientes por fuera y nada grasos, a continuación te explicamos distintas formas de elaborar el empanado y algunos trucos para obtener un bocado sabroso y exquisito.

 

3 formas de preparar los filetes empanados perfectos

filetes-empanados

La receta del empanado básico consiste en pasar el filete por harina, luego por huevo y finalmente por pan rallado, después debe ser frito en abundante aceite de oliva bien caliente. Si buscas un resultado más crujiente, lo ideal es que pases el filete dos veces por el huevo y el pan.

En caso de que optes por carne de ternera o cerdo, te recomendamos espalmar y golpear los filetes con ayuda de un mazo de cocina o un rodillo. La idea es romper las fibras de la carne para que esta resulte más tierna.

Por otro lado, para que el empanado tenga más sabor y jugosidad, sobre todo cuando se trate de pescado o carnes blancas, podemos adobar los filetes previamente. Otra opción sería darle sabor al pan rallado, con ajo y perejil o con cualquier otra especia, aunque también está la opción de echarle al filete un buen chorro de zumo de limón o salsa de soja una vez frito.

 

1. Filetes empanados a la inglesa

Esta técnica de rebozado consiste en enharinar los filetes y, antes de pasarlos por el pan rallado, rebozarlos en salsa inglesa para fritura.

La base de esta salsa es el huevo batido, después simplemente se le añade aceite de oliva o de girasol, aunque también puede llevar un poco de agua, leche o cerveza, sal u otras especias como pimienta o incluso mostaza.

 

2. Filetes empanados a la milanesa

En este caso el filete se pasa primero por harina, luego por huevo y finalmente por una mezcla de pan rallado y queso parmesano.

Según la receta tradicional, la proporción de parmesano y pan rallado debe ser de un tercio de queso sobre el volumen del pan, y la fritura debe hacerse en mantequilla fundida. Esto último no suele ser habitual dentro de la cocina española, además las grasas del aceite de oliva son más saludables.

 

3. Filetes empanados a la francesa

El empanado a la francesa consiste en untar el filete en mantequilla clarificada con ayuda de un pincel y luego pasarlo por el pan rallado. Para preparar la mantequilla clarificada bastará con fundirla y dejar que repose para desechar todos los posos.

 

Como ves, existen diversas técnicas para preparar filetes empanados. Otra opción es utilizar distintos de harina, por ejemplo, de avena o de garbanzo. Y si lo prefieres también puedes sustituir el pan por otros ingredientes, como por ejemplo, maíz tostado, frutos secos, copos de patata o incluso nachos.

En el caso de que busques una receta menos calórica, puedes prescindir de la fritura y optar por el horneado. El resultado es igualmente sabroso, pero algo más saludable.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados