Espinacas a la crema, una receta sana y muy fácil

Compartimos la receta de las espinacas a la crema con Thermomix, una propuesta muy fácil de preparar, con huevos y queso rallado, ideal como primer plato.

Espinacas a la crema, una receta sana y muy fácil
Una forma muy apetitosa de comer espinacas

La receta de espinacas a la crema con Thermomix es verdaderamente fácil de preparar y su resultado es fantástico. Para hacer esta receta no necesitarás mucho más que espinacas congeladas, harina, leche, huevos, queso rallado, ajo, nuez moscada y mantequilla. Cuando tengas lista la preparación, el paso final será gratinarlas en el horno. Y como idea original para su presentación: unas cazuelas de barro.

Receta de espinacas a la crema en la Thermomix

receta-espinacas-a-la-crema

Ingredientes (para cuatro raciones)

  • 500 g de espinacas congeladas
  • 2 dientes de ajo
  • 50 g de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de sal
  • 50 g de harina
  • 500 g de leche entera
  • 30 g de mantequilla
  • 1 pellizco de nuez moscada
  • 1 pellizco de pimienta
  • 4 huevos
  • 50 g de queso rallado


Preparación

Descongelamos las espinacas (podemos sacarlas la noche anterior, por ejemplo), las escurrimos bien y las terminamos de secar con papel de cocina.

Ponemos los ajos en el vaso, pelados, y programas 5 minutos, a velocidad 2 y temperatura Varoma.

A continuación, agregamos las espinacas y la sal. Programamos 5 minutos, a temperatura Varoma, velocidad cuchara y giro a la izquierda.

Por otra parte, vamos precalentando el horno a 200º. Y vamos preparando las cazuelas de barro. Podemos servir cada plato de forma individual, para lo que necesitaríamos cuatro cazuelas. Y si las cazuelas son bastante pequeñas, entonces con estos mismos ingredientes podríamos preparar hasta 6 raciones (añadiendo únicamente dos huevos más).

Volvemos a la Thermomix, y añadimos ahora la harina, y rehogaremos durante 1 minuto, temperatura 100º, a velocidad 2.

Llega el momento de traspasar la masa a las cazuelas. Igualmente, también puede servirse todo en una única fuente refractaria, y ya en la mesa apartar en los diferentes platos. Para servir las espinacas a la crema, vertemos primero la mitad de la masa, después, sobre ella agregamos los huevos (uno en cada cazuela o todos en la fuente) y cubrimos con la otra mitad de la crema. Espolvoreamos el queso rallado, y hornearemos durante 10 minutos, tiempo suficiente para que los huevos se cuajen. Veremos que está listo cuando la superficie adquiera un tono dorado.

Y si buscas otras formas alternativas de incluir las espinacas en tu dieta, no te olvides de la ensalada de espinacas, las espinacas con garbanzos o la crema de espinacas. Es un ingrediente increíblemente versátil, que puede ser también protagonista en platos como canelones, lasañas, croquetas, albóndigas, batidos, o pasteles salados, e incluso puedes incluirlas en alguna pizza o platos de pasta.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados