¿Cuánto cuesta un entierro?

Cuando una persona fallece, su familia debe afrontar una serie de gastos. Empezando por el coste del funeral. En este artículo veremos cuánto cuesta un entierro de media y detallaremos los gastos de cada uno de los servicios.

¿Cuánto cuesta un entierro?
Morirse en España cuesta de media 3.500 euros

¿Se ha preguntado alguna vez cuánto cuesta un entierro? Según estudios publicados por las funerarias, morirse en España cuesta de media 3.500 euros. Pero esta cantidad solo tiene en cuenta los gastos básicos, como pueden ser el féretro, los gastos administrativos y el velatorio. Según se van añadiendo extras, el precio sube hasta los más de 6.000 euros. Otro tanto hay que sumar como mínimo cuando se realiza una repatriación.

Los precios varían en función de las ciudades y de si el cuerpo de la persona fallecida se va a enterrar o a incinerar. La diferencia de precio ronda los 1.000 euros entre ambas opciones.

Cuánto cuesta un entierro: los servicios

Tras analizar varios estudios, entre ellos los de la OCU y la Unión de Consumidores, podemos listar el coste aproximado de los gastos habituales. ¿Quiere saber cuánto cuesta un entierro de media en España? Vamos a sumar todos los gastos a los que debe hacer frente:

  • Trámites administrativos: si la familia prefiere dejar la burocracia en manos de la funeraria, las tarifas están en una horquilla que va de los 200 a los 300 euros. Hay dos trámites que es necesario realizar durante las primeras horas: la obtención del certificado médico de defunción y la inscripción en el Registro Civil. Además de la licencia municipal para poder realizar el entierro o la incineración.
  • Féretro: aquí hay muchas diferencias de precios, pero el gasto medio está entre los 450 y los 1.200 euros. En este punto es importante señalar que los ataúdes para incineración suelen ser bastante más baratos que los utilizados para inhumación.
  • Flores: una corona puede costar 150 euros, o 450 dependiendo del tamaño y de las flores escogidas.
  • Esquelas: los precios de publicar la esquela en un periódico parten de los 70 euros, pero pueden superar los 1.500 euros. El tamaño, el periódico y el día de la semana influyen en el coste.
  • Tanatorio: desde 500 hasta 1.800 euros cuesta velar a un ser querido. Todo depende de los servicios contratados. Una mesa de firmas, por ejemplo, cuesta 100 euros.
  • Tanatoestética y tanatoplástica: cobran 95 y 250 euros respectivamente.
  • Ceremonia religiosa: el precio depende de la iglesia, pero el cálculo medio aproximado es de 60 euros.
  • Incineración: cuesta entre 350 y 500 euros.
  • Urna para las cenizas: el precio ronda los 30 euros de media.
  • Coche fúnebre: de 60 a 150 euros es lo que cuesta.
  • Nicho en alquiler: las personas que no poseen uno en propiedad pueden alquilarlo por un precio de unos 450 euros al año. Si opta por un columbario para guardar la urna con las cenizas, pagará en torno a 300 euros.
  • Lápidas: cuestan unos 500 euros de media.
  • Gastos de cementerio: el cementerio se lleva otros 500 euros más o menos.

Viendo los precios indicados, queda clara la importancia de comparar precios y solicitar presupuestos siempre y cuando sea posible. También puede ahorrar costes rechazando servicios que no sean imprescindibles.

Para qué sirve un seguro de decesos

Son muchos gastos, ¿verdad? Para liberar a su familia de esta carga, lo mejor es contratar un seguro de decesos. Esta póliza corre con los gastos del funeral, incluidos los trámites administrativos que hay que realizar cuando alguien fallece.

Además, muchas compañías cubren también los gastos de repatriación si el fallecimiento se produce en el extranjero, la asistencia en viaje o el traslado y estancia de un familiar si el titular se pone enfermo fuera de España.

A diferencia de otros seguros, el de decesos tiene un precio muy asequible. A cambio de pagar una cantidad periódica, sabrá que cuando usted falte su familia no tendrá que añadir a la pena el estrés del papeleo y la carga económica que supone un entierro.

¿Cuánto cuesta un seguro de decesos?

El precio del seguro de decesos variará en función de la edad del titular, del sexo, de la compañía y de las coberturas adicionales. Por eso es importante solicitar varios presupuestos por escrito.

Una vez haya escogido la póliza que más le interese, solo tiene que firmarla (no necesitará pasar ningún reconocimiento médico) y pagar el recibo cuando le llegue.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados