¿Cómo elegir un seguro de decesos?

Primas, coberturas, indemnizaciones… A la hora de saber cómo elegir un seguro de decesos debe tener en cuenta diversas cuestiones.

¿Cómo elegir un seguro de decesos?
Los seguros de decesos cubren los gastos del entierro y los trámites administrativos

No hay ningún seguro de decesos que sea perfecto para todas las personas, que cubra las necesidades que tienen los diferentes tipos de familias. Por eso debe encontrar aquella póliza que pueda personalizar en función de sus requerimientos. No se trata de que usted se adapte al seguro de decesos, sino que este es el que tiene que ofrecerle todo lo que busca. En este artículo vamos a explicar cómo elegir un seguro de decesos.

Los seguros de decesos se encargan, principalmente, de cubrir los gastos del entierro y de realizar todos los trámites administrativos derivados de un fallecimiento. Pero hay pólizas que ofrecen coberturas extra. Tienen un coste, aunque puede que le interese pagar un poco más y estar más protegido.

No obstante, siempre debe pedir varios presupuestos y exigir que se los den por escrito para que luego la aseguradora no realice cambios a su conveniencia. Dicho esto, vamos a enumerar una serie de consejos para contratar un seguro de decesos.

Cómo elegir un seguro de decesos: La compañía

Una aseguradora reconocida siempre da más confianza. Las que tienen experiencia en el sector podrán orientar mejor a las familias.

Coberturas básicas

Cuantas más coberturas tenga el seguro de decesos que vaya a contratar, más protegida estará su familia. Lo normal es que la póliza cubra todos los gastos del entierro y se ocupe de los trámites burocráticos. Para listar las coberturas básicas que todo seguro de decesos debería tener, vamos a tomar como referencia la de Helvetia:

  • Ataúd
  • Coche fúnebre
  • Acondicionamiento sanitario
  • Tanatorio
  • Flores
  • Recordatorios
  • Esquelas
  • Coches de acompañamiento
  • Servicio religioso
  • Nicho
  • Lápida
  • Libre elección del tanatorio
  • Opción de elegir entre incineración (en este caso se incluye la urna) o inhumación
  • Costes y trámites del traslado nacional e internacional desde cualquier lugar del mundo donde se produzca el fallecimiento
  • Trámites administrativos: certificado de defunción, inscripción del fallecimiento en el Registro Civil, certificado de últimas voluntades, tramitación de las pensiones (viudedad, orfandad, incapacidad, invalidez…), etc.
  • Orientación psicológica

Coberturas complementarias

Además de las coberturas básicas, la mayoría de las compañías han ido añadiendo servicios complementarios. ¿Cuáles son? Una vez más, tomamos como referencia el seguro de decesos de Helveltia y nos encontramos con todas estas ventajas:

  • Seguro dental: incluye una limpieza bucal, una radiografía y una extracción simple gratuita por asegurado y año.
  • Acceso a los más de 35.000 especialistas del cuadro médico de la compañía con consultas a precio cerrado. Además, cada asegurado podrá acudir a la primera consulta del ginecólogo, podólogo y pediatra (hasta los 6 años) sin pagar nada. Si necesita acudir al fisioterapeuta, tiene cubiertas la primera visita más dos sesiones.
  • Testamento vital.
  • Borrado de la vida digital.
  • Instalación de equipo de teleasistencia durante 12 meses si el asegurado sufre una enfermedad o accidente que le deja inmovilizado en su domicilio durante más de 7 días.
  • Asistencia en viaje: se pagan los gastos médicos y quirúrgicos hasta un máximo de 6.000 euros. Además, si el asegurado tiene que ser hospitalizado durante más de 5 días cuando se encuentra de viaje, se paga el viaje de ida y vuelta más los gastos de estancia a un acompañante. También se abonan los gastos del asegurado en caso de que tenga que prolongar su estancia en el país donde se ha puesto enfermo o ha sufrido un accidente. Cuando sea necesaria la repatriación, la compañía corre con los gastos. El envío de medicamentos también está incluido.
  • Asistencia jurídica telefónica las 24 horas del día.
  • Indemnizaciones en caso de fallecimiento por accidente.

Tipos de primas

El precio de los seguros de decesos varía en función de las coberturas contratadas, pero también del tipo de prima que le aplique la compañía aseguradora. Esto va en función de la edad del asegurado. Los tres tipos de primas más habituales son:

  • Prima natural: usted paga poco mientras es joven, pero el precio va subiendo gradualmente a partir de una edad determinada.
  • Prima nivelada: lo que hacen las compañías es hacer una estimación de la esperanza de vida del asegurado y se establece una prima fija. Lo malo es que los jóvenes pagan más de lo que les correspondería por edad.
  • Prima mixta: se paga poco al principio, pero el precio se dispara llegada una determinada edad (a los 65 años más o menos). Por eso es fundamental conocer a qué edad se va a nivelar la póliza y cuál va a ser su coste.

Incremento del precio

Al hacerse la pregunta de cómo elegir un seguro de decesos, también es muy importante que se fije en cuál va a ser el incremento del precio del seguro de decesos durante los próximos años. Hay pólizas que aplican la subida del IPC, pero otras tienen un porcentaje fijo. En este caso, una subida superior al 3% ya es demasiado.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados