Aceite esencial de lavanda: ¿cuáles son sus propiedades?

El aceite esencial de lavanda es uno de los más utilizados gracias a su aroma y versatilidad, pero también por sus numerosas propiedades y beneficios.

Aceite esencial de lavanda: ¿cuáles son sus propiedades?
Conoce los beneficios de este aceite esencial

El aceite esencial de lavanda se obtiene mediante la destilación de la lavanda, un arbusto perenne que pertenece a la familia de las lamiáceas y que es muy común en la cuenca mediterránea, en el norte de África y en el sur de Asia.

La lavanda ha sido utilizada desde tiempos inmemoriales para aprovechar sus propiedades terapéuticas y obtener de esencias aromatizantes, medicinales y condimentarias. Hoy en día, el aceite esencial de lavanda continúa muy presente principalmente en la industria cosmética y en la farmacéutica.

 

5 propiedades del aceite esencial de lavanda

campo-lavanda

1. Tiene un alto poder antiinflamatorio

La acción antiinflamatoria y antiséptica del aceite esencial de lavanda ayuda a reducir, de forma natural, cualquier síntoma provocado por infecciones o contusiones leves, ayudando a combatir los agentes externos y mejorando el funcionamiento del sistema inmunológico. También se utiliza habitualmente para acelerar el proceso de cicatrización de heridas y es un buen remedio para mejorar la circulación y reducir la presión arterial.

 

2. Posee grandes propiedades dermatológicas

Los efectos antiinflamatorios y regeneradores de este aceite también ayudan mantener la piel hidratada y en buen estado. Por este motivo, este aceite esencial es muy utilizado para tratar impurezas, acné, dermatitis, quemaduras e incluso ayuda a combatir el envejecimiento prematuro. Para poder beneficiarnos de estas propiedades lo mejor es un buen baño de lavanda, añadiendo unas gotitas de aceite esencial al agua, o hacer nuestro propio jabón casero.

 

3. Es un excelente relajante

Entre las propiedades más conocidas del aceite esencial de lavanda encontramos su alto poder relajante. Los efectos sedantes de este aceite esencial lo convierten en la solución ideal para aliviar problemas de nerviosismo, estrés, depresión o insomnio. Por esta razón, también es muy frecuente en la aromaterapia, ya que favorece el bienestar físico y mental.

 

4. Ayuda a combatir los dolores musculares

Sus propiedades analgésicas son perfectas para combatir el dolor y la inflamación muscular y articular. Además, también ayuda a reducir tensiones y tratar otro tipo de contusiones y dolencias, como son el lumbago o el reumatismo. En caso de que tengas alguna contractura o dolor muscular, un buen remedio es masajear la zona afectada con unas gotitas de este aceite esencial.

 

5. Tiene un efecto antiespasmódico

El aceite esencial de lavanda también se utiliza para tratar enfermedades o trastornos respiratorios, como es el caso de la gripe, la bronquitis, el asma, la tos o la congestión nasal. Prueba a hacer baños de vapor con este aceite esencial y verás que rápidamente facilita la respiración y relaja los músculos, regulando así el sistema respiratorio.

 

Ahora que ya conoces las principales propiedades de este aceite esencial, recuerda que antes de comprarlo, siempre debes leer bien la etiqueta para asegurarte de que adquieres un producto biológico y natural libre de pesticidas.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados