¿Cuáles serán los tramos del IRPF en 2014?

Para el caso de un trabajador por cuenta ajena, soltero y sin hijos, seguirá habiendo 7 tramos de IRPF, en función de la base imponible.

¿Cuáles serán los tramos del IRPF en 2014?
El IRPF, entre el 24 y el 45%
  • Están excluidos de presentar la declaración del IRPF los trabajadores con ingresos inferiores a 22.000 euros brutos anuales

Cada vez está más claro que la tan deseada rebaja del IRPF, prometida para el 2014, se va a quedar en otra promesa incumplida por parte del ejecutivo de Mariano Rajoy. Así que cuando recibamos la nómina del mes de febrero, probablemente las retenciones no varíen. Tampoco la declaración de la renta se diferenciará mucho de la de este año, siempre y cuando nuestra situación familiar o laboral no haya cambiado.

Así que si queremos ir echando cuentas para saber las retenciones del IRPF a las que tendremos que enfrentarnos en el nuevo año, podemos calcularlas teniendo en cuenta dos escenarios posibles: que este impuesto baje o se quede como está. 

El IRPF, entre el 24 y el 45%


Para el caso de un trabajador por cuenta ajena, soltero y sin hijos, seguirá habiendo 7 tramos de IRPF, en función de la base imponible:

1. Hasta 17.707 euros: Ahora la retención es del 24,75%. Si el IRPF bajase, volvería a ser del 24%.
2. Entre 17.707 y 33.007 euros: Hablaríamos del 30% actual o del 28% en caso de bajada. 
3. Entre 33.007 y 53.407 euros: el 40% o el 37%
4. Entre 53.407 y 120.000 euros: el 47% o el 43%
5. Entre 120.000 y 175.000 euros: el 49% o el 44%
6. Entre 175.000 y 300.000 euros: el 51% o el 45% 
7. Más de 300.000 euros: el 52% o el 45% 

En el caso de que se tengan hijos, habrá que aplicar unas deducciones en función de su edad, pero la regla general establece una rebaja de 1.836 euros anuales en el IRPF por el primero, 2.040 por el segundo, 3.672 por el tercero y 4.182 por el cuarto y siguientes.


El IRPF de los autónomos


El caso de los autónomos es diferente. Las retenciones varían en función de la actividad profesional. Vamos a poner dos ejemplos. 

1. Actividades profesionales de carácter general. Las facturas emitidas a sociedades, personas jurídicas u otros profesionales llevan una retención del IRPF del 21%. Esto es así desde 2012. Anteriormente el tipo de retención era del 15% y, cuando llegue la rebaja fiscal, se reducirá al 19%.

2. Los administradores o miembros del consejo de administración sufren una retención del 42%, que pasará a ser del 35% con la rebaja fiscal. 

Una excepción a tener en cuenta son los nuevos autónomos. A ellos se les aplicará una retención reducida del 9% durante los tres primeros ejercicios. Además, los autónomos que a lo largo de todo el año hayan facturado menos de 1.000 euros están exentos de presentar la declaración del IRPF.


El IRPF en la declaración de la renta


Por otra parte, hay que recordar que están excluidos de presentar la declaración del IRPF los trabajadores con rentas inferiores a las establecidas en la ley:

  • Ingresos inferiores a 22.000 euros brutos anuales. En caso de tener dos pagadores, el rendimiento íntegro del trabajo no puede superar los 11.200 euros brutos. 
  • Ganancias patrimoniales inferiores a 1.600 euros anuales.
  • Subvenciones para la adquisición de vivienda o rentas inmobiliarias de menos de 1.000 euros brutos anuales. 

Pero no todos los españoles correrán la misma suerte. De momento hay cuatro comunidades (Madrid, Galicia, Cantabria y Extremadura) que han anunciado una rebaja de los tipos impositivos para 2014.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados