¿Contratar tarjetas de crédito sin nómina es posible?

Las tarjetas de crédito sin nómina son productos muy competitivos e ideales para ciertos trabajadores, como los autónomos.

¿Contratar tarjetas de crédito sin nómina es posible?
Es básico tener un historial crediticio fiable

Generalmente, los bancos piden una nómina como requisito indispensable para conceder una tarjeta de crédito. Pero hace ya algún tiempo que han salido al mercado tarjetas de crédito sin nómina.

Estos productos financieros son especialmente atractivos para los autónomos que, sin tener una nómina fija mes a mes, pueden justificar una serie de ingresos que les servirán de aval a la hora de contratar las citadas tarjetas de crédito.

Mucho ojo: las instituciones crediticias prestan especial atención —y llevan a cabo las pesquisas oportunas— a aquellos solicitantes registrados en listas de morosos, como puede ser la del Asnef.

Cómo pedir tarjetas de crédito sin nómina

Son productos muy competitivos y especialmente pensados para aquellos trabajadores que no disponen de nóminas, como por ejemplo los autónomos. Pero sus solicitantes tienen que demostrar unos ingresos mensuales regulares y disponer de un saldo mínimo  en la cuenta, el cual dependerá de la entidad bancaria.

Por eso se recomienda acudir en primer lugar a la oficina habitual siempre que se pidan tarjetas de crédito sin nómina. Nadie mejor que el director de la sucursal para dar fe del historial de crédito personal. Si no hay ninguna deuda ni ningún préstamo pendiente lo normal es que la concedan.

Tarjetas de créditos sin nómina y sin deudas

El único inconveniente que tienen es que pueden resultar un poco más caras que las tradicionales, ya que normalmente los bancos rebajan las comisiones si se contratan ciertos productos y servicios. Y son precisamente las nóminas las que puntúan más.

No obstante, en Internet hay varios comparadores y simuladores que facilitan la labor de buscar las tarjetas de crédito sin nómina que mejor se adapten a las necesidades de cada uno. Entre las más conocidas están:
Tarjeta WiZink Oro: No tiene comisiones de emisión ni tampoco de mantenimiento. No es necesario cambiar de banco. El límite del crédito es hasta 10.000 euros.

Tarjeta Oro Bankintercard: Tiene un 5% de devolución de las compras aplazadas. Se permite un límite de crédito de hasta 5.000 euros. Es gratis, sin cuotas anuales.

Visa Oro ING Direct: Devuelve un 3% por gastos en gasolineras Shell y Galp. El límite de crédito es hasta 1.000 euros. Tarjeta gratis.

Hay que tener en cuenta que las tarjetas de crédito sin nómina llevan aparejados unos intereses muy altos, ya que son consideradas como si fueran un préstamo.

Tarjetas de crédito sin nómina y sin cambiar de banco

Tampoco hace falta cambiar la nómina de banco si contratamos las tarjetas de crédito sin nómina que ofrecen ya muchas marcas comerciales.
Las tarjetas de Iberia Cards, Vips, Halcón, El Corte Inglés, Mercadona, Ikea, Repsol o Carrefour son algunas de ellas.

Lo mejor es que con estas tarjetas el pago de las compras puede aplazarse y aún así se van sumando puntos con los que se obtienen regalos o descuentos.




También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados