¿Qué pasa si no pago la hipoteca?

La subasta de la vivienda llegará más o menos 18 meses después de producirse el impago de la hipoteca

¿Qué pasa si no pago la hipoteca?
La hipoteca es lo primero
  • Antes de arriesgamos a meternos en una espiral muy peligrosa, conviene hablar con nuestra oficina para ver si llegamos a un acuerdo

Un día sí y otro también vemos en las noticias cómo se produce un deshaucio.

 

Es una situación traumática para quienes los sufren, y la sociedad no puede hacer nada más que asistir impotente al espectáculo.

 

Pero no vamos a entrar en cuestiones éticas, sino legales. Una hipoteca es quizás el contrato más importante que se pueda firmar y, como tal, hay que darle la prioridad que se merece.

 

Si tenemos un montón de deudas, pero no el dinero suficiente para afrontarlas, hay que priorizar. Y tener claro que, si no queremos acabar en la calle, pagar la hipoteca es lo primero. Mejor dicho, lo primero después de comprar comida.

 

Habla con el banco sobre la hipoteca

 

Antes de arriesgamos a meternos en una espiral muy peligrosa, conviene hablar con nuestra oficina para ver si llegamos a un acuerdo. Hoy en día los bancos se están comiendo más pisos de los que pueden digerir, así que serán más receptivos.

 

Plantéales algunas de esta propuestas:

 

  • Refinanciar la hipoteca.
  • Alargar el plazo.
  • Solicitar un periodo de carencia. Puede ser total o parcial, donde sólo se pagan los intereses. La cuota puede reducirse a la mitad.
  • Pactar una dación en pago. Aquí también podemos incluir la posibilidad de que nos alquilen la vivienda. Así el banco no tendrá que preocuparse de venderla.

 

La parte mala es que acabaremos pagando más intereses por nuestra hipoteca, pero el precio por el embargo es mucho mayor. 

 

El impago de la hipoteca, mes a mes

 

Si no llegamos a un acuerdo con la entidad financiera, siempre podemos vender la casa a un precio bajo, que por lo menos nos permita saldar la deuda. ¿No te convence ninguna de estas soluciones?

 

Pues entonces sólo queda esperar por un milagro y pasar por las siguientes etapas:


1. El primer mes: El banco llamará y nos preguntará amablemente si ha habido algún error. Eso sí, de los intereses de demora no nos libra nadie.

2. Entre el tercer y quinto mes: Intentarán que paguemos por todos los medios. En el mejor de los casos, nos citarán para hablar del asunto e intentar negociar. Ahora ya somos un problema que hay que solucionar. 

3. A partir del sexto mes: El banco pedirá la ejecución de la hipoteca, es decir, se empezarán a activar las garantías firmadas ante notario. 

4. A los 18 meses. Más o menos al año y medio de dejar de pagar la hipoteca, la vivienda saldrá a subasta. Si se vende por el precio de la deuda (gatos incluidos), se acabó el problema. Si el precio es menor, el banco se quedará con la vivienda y aún seguiremos debiendo dinero. 

 

Comenzará entonces otro proceso: el embargo de nuestros bienes o de los de nuestros avalistas.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados