Necesito renegociar mi crédito personal, pero ¿Cómo lo hago?

Existen varias opciones para renegociar tu crédito personal, te explicamos todas las alternativas.

Necesito renegociar mi crédito personal, pero ¿Cómo lo hago?
No desesperes, hay soluciones para renegociarlo

El desempleo, la precariedad laboral o las dificultades económicas llevan a muchas personas a buscar alternativas que les permitan hacer frente a sus préstamos de una manera más cómoda. La renegociación con el banco puede ser la mejor opción, aunque no es la única.

Hasta hace solo unos años, los bancos eran muy receptivos a la hora de renegociar un crédito personal con su cliente. La bajada de la contratación de productos financieros y la alta morosidad han provocado que esto se convierta en una tarea cada vez más difícil.

Sin embargo, debes intentarlo. Te damos algunas pautas para que te resulte más sencillo. Además, te sugerimos otras alternativas interesantes que existen en el mercado para que puedas renegociar tu crédito personal.


Opciones para la renegociación del crédito personal


Habla con tu banco

Lo más asequible y lo primero que deberías intentar hacer siempre es renegociar las condiciones de tu crédito personal con tu banco. Las asociaciones de usuarios recomiendan que acudas a esta reunión con alguna oferta interesante de otros bancos bajo el brazo.

De este modo, ante el riesgo de perderte como cliente, tu banco al menos te escuchará con mucho más interés.

 

Reunifica las deudas

Una alternativa válida puede ser unificar todos tus préstamos, ya sean personales o hipotecarios, en uno solo. Al final, pagarás más, pero las cuotas se reducirán considerablemente y sólo tendrás que hacer un pago mensual, que no será mayor a la suma de todos juntos. 

No es una renegociación propiamente dicha de tu crédito personal, sino una solución cuando el nivel de endeudamiento te ha superado y quieres reducir la cuota que pagas, aunque sea a costa de mantenerla durante más tiempo.



Unifica tus productos en una sola entidad bancaria

Por último, la tercera opción que te sugerimos para tratar de renegociar tu crédito personal es trayendo y unificando todos tus productos bancarios a la misma entidad. 

Tanto los planes de ahorro y capitalización como los planes individuales de ahorro sistemático o los planes de pensiones puedes aglutinarlos en un solo banco y de esta forma tener más margen para negociar con el director de la entidad.

Además, puede que incluso consigas aumentar el rendimiento de tus productos financieros o que te ofrezcan alguna promoción (hay bancos que suelen dar un porcentaje en efectivo del capital que traigas de otra entidad).

En definitiva, estas son solo algunas de los mecanismos existentes actualmente para intentar renegociar tu crédito personal que te ahorrar un dinero todos los meses y vivir así algo más desahogado.

Si por el contrario, lo que deseas es solicitar un nuevo crédito personal o un minicrédito, te aconsejamos que navegues por nuestra web,  donde encontrarás las mejores soluciones en créditos, así como en otros productos financieros.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados