La tarjeta de crédito, una forma de conseguir un crédito rápido

Hay muchas financieras que nos pueden ofrecer un crédito rápido, pero una alternativa es el uso de nuestra tarjeta de crédito. Sólo en España hay 90 millones.

La tarjeta de crédito, una forma de conseguir un crédito rápido
El dinero de plástico es una opción ante una necesidad de obtener un crédito rápido.

Quizás no sea la mejor forma, y ni siquiera la más aconsejable, pero sí la más rápida. Ante un momento de desajuste financiero o ante una necesidad imperiosa de liquidez podemos acudir a nuestra tarjeta de crédito como forma de obtener un crédito rápido.

En la actualidad, se calcula que hay 90 millones de tarjetas de crédito en España, es decir, unas dos por habitante. Ante épocas de crisis o necesidad de dinero, es una herramienta, una forma de conseguir dinero por la vía rápida. Pero, ¿qué ventajas e inconvenientes plantea?

En primer lugar, es una llave para un crédito rápido en la verdadera dimensión del término, es decir, se puede conseguir el dinero, hasta un máximo de 1.800 euros como media, sólo con acudir al cajero o transferir el crédito de dicha tarjeta a nuestra cuenta bancaria. Más rápido, imposible.

No nos olvidemos, que una tarjeta de crédito permite pagar nuestras compras de forma aplazada en varias mensualidades, normalmente sin intereses, o en plazos más cómodos, pero ya con cierto tipo de interés.

Otro aspecto positivo es que, como hemos apuntado, hay unas dos tarjetas de crédito por persona en nuestro país, por lo que nuestras posibilidades de financiación aumentan.

Otro aspecto, en este caso negativo, es que ese dinero procedente de un crédito rápido hay que devolverlo, como es lógico. Por eso, el interés que ofrecen actualmente las tarjetas de crédito no es el más ventajoso del mercado, pero más positivo si miramos el que nos marcan las financieras especializadas en ese tipo de producto.

No hay que olvidar que nuestro banco nos puede ofrecer cualquier forma de financiación alternativa, en algunos casos con un tipo de interés más bajo y según nuestro grado de vinculación, pero a la hora de conceder un crédito rápido una de las vías más 'exprés' es, sin duda, nuestra tarjeta de crédito.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados