Hemos cambiado los hábitos de consumo: miramos el precio y buscamos las ofertas

Comprar sólo los alimentos necesarios, comparar los precios, hacer compras más pequeñas y salir menos son los hábitos de consumo más extendidos

Hemos cambiado los hábitos de consumo: miramos el precio y buscamos las ofertas
¿Mantendremos los nuevos hábitos de consumo?
  • Salimos menos, pero queremos volver a los restaurantes

¿Eres de los que han dejado de coger la carne, el pescado o el embutido en bandejas y has vuelto a esperar la cola para ser atendido en el mostrador? Si has modificado estos hábitos de consumo seguro que también te has sorprendido mirando los folletos de ofertas, escribiendo una lista de la compra, comparando los precios de los supermercados y revisando el ticket antes de salir de la tienda. 

A juzgar por los resultados del informe 360º del panel de consumidores Nielsen, la crisis ha calado tanto en los españoles que incluso hemos modificado nuestros hábitos de consumo. Ahora somos más comedidos y reflexionamos más sobre lo que compramos.

Adoptamos nuevos hábitos de consumo


Esta obsesión por controlar el gasto se ha visto reflejada en una serie de comportamientos. Algunos perdurarán cuando nuestra situación económica mejore, pero otros caerán en el olvido. Estos son nuestros hábitos de consumo actuales. 

Lo de llenar el carro por sistema se acabó. Ahora hacemos compras más pequeñas (15 euros de media), aunque ello suponga ir más veces al súper. 

Por tanto, acudimos más a los supermercados cercanos a nuestros domicilios (copan el 72% del gasto) y menos a los híper. 

Compramos sólo los artículos necesarios porque nos ceñimos a la lista de la compra.

Comparamos los precios y buscamos las ofertas. Para ello utilizamos incluso los comparadores de Internet. ¿No te has fijado que cada vez hay más promociones del tipo ‘el segundo artículo al 40%’?

Antes de probar un producto nuevo, buscamos recomendaciones de familiares y amigos.

Salimos menos de casa. La prueba está en que el consumo en bares y restaurantes ha caído un 4%. Sólo el año pasado cerraron en nuestro país más de 7.000 establecimientos de hostelería. 

Es precisamente esta última tendencia la que estamos deseando dejar atrás. No vemos el día en que podamos volver a salir a comer y a cenar fuera de casa. 

¿Te has sentido identificado con este perfil de comprador? Eso es que tú también has modificado tus hábitos de consumo. Y menos mal, ya que desde el año 2007 los precios de los alimentos se han encarecido un 8,4%.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados