Vitamina C, uno de los anticancerígenos naturales más efectivos

¿Sabías que la vitamina C puede ser un gran aliado en la lucha contra el cáncer? Descubre sus grandes beneficios contra el crecimiento de las células cancerígenas.

Vitamina C, uno de los anticancerígenos naturales más efectivos
Gracias a su poder antioxidante, la vitamina C es usada como terapia alternativa contra el cáncer

La vitamina C o ácido ascórbico se ha usado como terapia alternativa en el tratamiento del cáncer desde la década de los 70 y son muchos los estudios que desde entonces han demostrado su eficacia.

Sus propiedades anticancerígenas se deben principalmente a su alto poder antioxidante. De hecho, el ácido ascórbico es considerado uno de los antioxidantes más potentes en el tejido vivo, y ayuda a disminuir el crecimiento y la proliferación de las células tumorales.

Además, la vitamina C también participa en la síntesis de colágeno, en la síntesis de neurotransmisores y favorece el correcto funcionamiento del sistema inmunológico.

¿Pero cuál es exactamente el efecto de la vitamina C en los enfermos de cáncer? A continuación vamos a ver cuáles son sus principales beneficios y mecanismos de acción.

 

El poder de la vitamina C en la lucha contra el cáncer

La última investigación sobre el impacto de la vitamina C en el tratamiento del cáncer ha sido llevada a cabo por la Universidad de Salford en Manchester y se ha hecho publica a través de la revista Oncotarget.

La investigación se centraba en la efectividad de varios productos utilizados para detener el crecimiento de las células madre de cáncer. En este caso se utilizaron tres productos naturales, tres fármacos experimentales y un fármaco clínico.

Según la investigación, la vitamina C resultó 10 veces más eficaz que los medicamentos experimentales. Además, se trata de un producto natural, económico y no tóxico.

Teniendo en cuenta que la mayor parte de los tratamiento actuales disponibles son tóxicos y tienen graves efectos secundarios, el ácido ascórbico resulta ser un potente aliado.

A continuación te dejamos algunos de los efectos más importantes de la vitamina C en el tratamiento del cáncer:

  • Bloquea la proteína HIF-1, la cual permite que las células cancerígenas conviertan el azúcar en energía tras lo falta oxígeno.

 

  • Inhibe el proceso de glucólisis, a través del cual la glucosa se descompone dentro de las mitocondrias de la célula y se convierte en energía para la proliferación de las células malignas.

 

  • Aumenta la producción de linfocitos y mejora el sistema inmunitario.

 

  • Atrasa el desarrollo de tumores, gracias también a la proliferación de colágeno.

 

  • Evita el desarrollo cancerígeno de los virus y los genes.

 

  • Previene la formación de sustancias cancerígenas.

 

Actualmente, la dosis de vitamina C puede administrarse por vía intravenosa o vía oral, aunque las concentraciones que adquiere en sangre son mucho más altas en la administración intravenosa.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados