Visita el castillo del Rey Loco, una excursión obligada si viajas a Alemania

Cerca de Múnich, el castillo del Rey Loco te sorprenderá por su belleza.

Visita el castillo del Rey Loco, una excursión obligada si viajas a Alemania
Un castillo de cuento


Situado en el estado alemán de Baviera, el castillo de Neuschwanstein, más conocido como el castillo del Rey Loco es visita obligada para todos los amantes de los castillos. 

A un poco más de 100 kilómetros de la ciudad de Múnich, es una excursión que no debes perderte si viajas por esta zona de Alemania.

Te contamos todos los secretos de esta impresionante fortificación.     
 


El castillo del Rey Loco, un imprescindible en tu viaje





El castillo del Rey Loco se corresponde perfectamente con esos castillos de cuentos de hadas con los que soñábamos cuando éramos niños. Dicen que incluso Walt Disney se inspiró en él para crear el castillo de la Bella Durmiente.

Con 1,4 millones de visitantes al año, es sin duda uno de los castillos más populares y visitados de Europa y uno de los lugares turísticos más visitados de Alemania.



Construcción e historia

Su impresionante estructura se encuentra rodeada de un paisaje increíble. El castillo del Rey Loco fue un capricho del rey Luis II de Baviera, más conocido como el rey loco por su espíritu soñador.

Luis II soñaba con disponer de un refugio al más puro estilo de los castillos medievales.

Su construcción comenzó en 1868, al poco de su llegada al trono. Sin embargo, cuando el rey loco muere, en 1886, el castillo todavía no estaba totalmente terminado. 

El rey pudo disfrutarlo algún tiempo antes de su muerte, pero nunca lo vio finalizado.

El castillo del Rey Loco tiene 200 estancias, entre las que destacan la Sala del Trono o la Sala de los Cantores que te sorprenderán por su belleza.



Cómo llegar

La mejor forma de llegar al castillo del Rey Loco es por carretera desde Múnich. Está a unos 130 kilómetros de distancia.

Tienes que llegar hasta la localidad de Fussen y desde allí hasta el pueblo de Hohenschwangau, donde se encuentra la taquilla para comprar las entradas que te permitirán entrar al castillo.

A las puertas del castillo de Neuschwanstein hay un parking gratuito donde puedes estacionar tu vehículo. Disponen también de servicios y una cafetería.

 

Visita

El castillo del Rey Loco solo se puede conocer mediante una visita guiada, es decir no lo puedes visitar por tu cuenta. 

La visita dura unos 30 minutos y tienes la opción de usar audio-guías en español para que no te pierdas ningún detalle de la historia y curiosidades del castillo.

En el interior del castillo del Rey Loco no se pueden hacer fotos ni videos. Tampoco es posible entrar con cochecitos de niños, con mochilas portabebés, o con mochilas de gran tamaño.

 

Precios y horarios

La entrada general cuesta 12 euros, mientras que niños y jóvenes hasta los 17 años pueden entrar gratis.

Existe una tarifa reducida para estudiantes de 11 euros.

El castillo del Rey Loco está abierto todos los días, excepto el 1 de enero y el 24, 25 y 31 de diciembre, en el siguiente horario:
 
  • Desde abril hasta el 15 de octubre: de 9:00 a 18:00 horas. 
  • Desde el 16 octubre hasta marzo: de 10:00 a 16:00 horas. 
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados