Consejos para viajar en coche con un bebé recién nacido

Viajar en coche con un bebé recién nacido exige de un conocimiento detallado de los sistemas de retención infantil para hacerlo con la máxima seguridad.

Consejos para viajar en coche con un bebé recién nacido
Indispensable: conocimiento de los padres de los sistema de retención infantil

Si va a llegar un bebé a formar parte de tu vida próximamente, seguro que te surgen mil y una dudas sobre todo aquello que se puede o no hacer con ellos, o con cómo hacerlas ahora con este nuevo miembro en la familia. Y en esta época del año, en la que nos desplazamos más, movidos por las vacaciones, cambios de residencia y huidas del calor, surge una habitualmente: ¿cómo viajar en coche con un bebé recién nacido? Pues bien, hay una serie de consejos y recomendaciones sobre seguridad vial infantil que conviene repasar antes de que nazca el bebé para tenerlo todo a punto.

Viajar en coche con un bebé sin poner en riesgo la seguridad


Imprescindible: la sillita

Antes de que nazca el bebé será fundamental adquirir la sillita de bebé para el coche, que por supuesto ha de ser homologada (con una etiqueta de color naranja situada en la parte trasera) y escogida en función de la edad, la altura y el peso del menor. Y no podemos pasar por alto comprobar que sea compatible con el modelo del vehículo en el que vayamos a viajar, ya que no todos lo son.

Hay algunos carritos de bebés que ya las incluyen entre sus accesorios (es además uno de los puntos que pueden facilitarte la elección del carro, teniendo en cuenta que tendrás que incluir este accesorio fundamental dentro de tu presupuesto).

Los sistemas de retención infantil reducen el 95% de lesiones graves si se utilizan bien, tal y como explican en Circula seguro.

Correcta sujeción

El buen uso y el conocimiento detallado de los padres de los sistemas de retención infantil es indispensable. Por ejemplo, una clave a tener en cuenta para que la sujeción sea perfecta: los más pequeños deberían viajar mirando hacia atrás, en dirección contraria a la marcha, hasta los 3 o incluso los 4 años. Igualmente, hay que tener cuidado al colocar el cinturón: la parte superior de este ha de pasar por encima de la zona media del esternón y de la clavícula, sin quedar demasiado cerca del cuello.

Contemplar todas las paradas necesarias

Se acabaron los viajes del tirón. No se recomienda al viajar en coche con un bebé recién nacido que este vaya mucho tiempo en la postura de la silla del coche (no más de hora y media). Este será uno de los motivos principales a tener en cuenta, además, habrá que parar cada vez que quieran comer (y será una parada que llevará su tiempo, todo el que necesite).

No olvidar su equipaje a mano

Pañales, toallitas, gasas, mudas por si se mancha, una mantita para que no se resfríe, chupetes, baberos, (y si no se le da pecho, también: biberones, agua caliente, leche en polvo). Todo a mano para que el viaje resulte lo menos engorroso posible.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados