Viajar en caravana: todo lo que necesitas saber

Viajar en caravana es la opción elegida por los amantes de la libertad que buscan desplazamientos baratos y en contacto con la naturaleza.

Viajar en caravana: todo lo que necesitas saber
Con el permiso B se pueden conducir caravanas de hasta 9 plazas



Viajar sin rumbo fijo, guiándose únicamente por las emociones y las inesperadas situaciones que ofrece el destino, es el sueño de muchos trotamundos.

Para lograr estos objetivos, la forma de desplazarse es de lo más variada, ya que puede ser andando, en coche, moto o en caravana. Ésta última es un clásico dentro del estilo de vida libre y de amantes de la naturaleza. Todos recordamos las clásicas furgonetas Wolkswagen de los hippies y su peculiar mundillo flower power.

Al viajar en este tipo de vehículos, tenemos el lugar de dormir incluido, así como el de cocinar y asearnos. Todo a un precio mucho más reducido que el que nos costaría alojarnos en un hotel u hostal cualquiera.

Además nos permite no depender de horarios que limiten nuestra libertad para disfrutar del viaje. Debido a las características del vehículo en sí, deberemos tener en cuenta una serie de requisitos que sí se deben cumplir a la hora de conducir una caravana.
 

Qué tener en cuenta para conducir una caravana


El carné necesario para conducir una caravana es el mismo que el necesario para un turismo convencional, es decir, el B, aunque existen algunas puntualizaciones. Con éste carné se puede conducir una autocaravana cuyo peso no sobrepase de 3.500 kilos ni tenga más de 9 plazas.

En el caso de una caravana, es posible que sea remolcada por un coche si pesa menos de 750 kilos. Cuando el coche pesa hasta 3.500 kilos y la caravana más de 750 kilos y todo el conjunto menos de 4.250 kilos, es necesario tener el carné B96. Si pesara más, con el límite de 7.000 kilos, haría falta el B+E.

La documentación necesaria para una caravana o autocaravana es la misma que para un automóvil. Si pesa menos de 750 kilos sólo hace falta la ficha técnica, no hace falta matriculación, en la que aparezca constatada la homologación de la bola de enganche.

Cuando pesa más de 750 kilos es necesario matricularla. Entonces los documentos que deberá tener son el permiso de circulación, la ficha técnica y el seguro propio.

No está permitido realizar el viaje dentro de la caravana, más que nada para proteger la integridad física de las personas. En caso de autocaravana sí se permite circular con personas en el interior pero deben llevar puesto el cinturón de seguridad. 

En autopistas y autovías la velocidad a la hora de viajar con una caravana de hasta 750 kilos es de 90 km/h. Para los demás remolques el límite máximo es de 80 km/h.

En el resto de carreteras convencionales, siempre que tengan un arcén pavimentado de al menos metro y medio de anchura, o más de un carril para alguno de los carriles, tienen que circular a 80 km/h. En las demás vías que estén situadas fuera de poblado, el límite es de 70 km/h.

Una autocaravana puede aparcarse en cualquier sitio en el que no esté prohibido estacionar. Es recomendable colocar calzos en caso de estar en pendiente, como medida de seguridad.

Si pesa más de 3.500 kilos como masa máxima autorizada, en caso de cuesta es obligatorio. Dentro, se puede hacer vida normal, como comer o dormir sin ningún problema.

Lo que no está permitido es sacar sillas, extender toldos o demás elementos que sobresalgan del perímetro del vehículo. En caso de caravana, es obligatorio dormir en camping. Lo que no está permitido es la acampada libre. 


También te puede interesar:
 

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: