Viajar embarazada: consejos para un viaje más seguro

Estar embarazada no supone ningún impedimento para viajar, sin embargo, es importante tomar ciertas precauciones y planificar bien el viaje.

Viajar embarazada: consejos para un viaje más seguro
El periodo de menos riesgo para viajar es el segundo trimestre de embarazo

Viajar embarazada no tiene por qué ser peligroso o arriesgado, muchas mujeres embarazadas disfrutan de pequeñas escapadas de fin de semana o de unas relajadas vacaciones en el extranjero.

Claro que si estás embarazada conviene tomar ciertas precauciones y planificar bien tu itinerario de viaje para evitar imprevistos o posibles situaciones de estrés.

Lo más importante es que durante la gestación no se hayan presentado complicaciones y el embarazo transcurra con normalidad.

Por supuesto, el mes de gestación en el que te encuentres, la duración del viaje y el medio de transporte son factores bastantes importantes que deberás tener en cuenta.

A continuación te damos 10 consejos para que viajar embarazada no suponga ningún riesgo ni para ti ni para el bebé.
 

10 consejos para viajar embarazada


Viajar embarazada

1. Viaja en el segundo trimestre

En caso de que no existan complicaciones o anomalías en el transcurso de la gestación, el momento más seguro para viajar embarazada es el segundo trimestre.

En esta etapa las náuseas y los vómitos propios del embarazo han quedado atrás, y el riesgo de complicaciones es más reducido.



2. Elige un destino tranquilo y relajado

Lo más recomendable es viajar a lugares relajantes y que no supongan ningún riesgo para el embarazo. Elige un destino con un clima agradable, que no requiera de caminar demasiado, que disponga de buenos transportes y que pueda visitarse con calma.



3. Opta siempre por viajar en tren o en avión

El tren es el medio de transporte más recomendable, es cómodo, ofrece una mayor movilidad, y dispone de acceso permanente a la cafetería y a los aseos.

Por otro lado, el avión es el medio más rápido y seguro. Sin embargo, no es recomendable volar a partir de las 36 semanas de gestación, aunque cada aerolínea tiene sus propias reglas al respecto, por lo que conviene revisar la normativa de tu compañía.



4. Reserva asientos preferentes

Tanto si viajas en tren como si lo haces en avión, es importante reservar un asiento en las filas preferentes y, a ser posible, en el asiento del pasillo.

De este modo, tendrás más espacio para estirar las piernas y activar la circulación, además podrás levantarte siempre que quieras para caminar o ir al baño.



5. Lleva toda la documentación necesaria

Antes de salir de viaje, es importante consultar con tu ginecólogo y reunir toda la documentación médica necesaria. Recuerda llevar contigo la tarjeta sanitaria y la cartilla de embarazo, así como cualquier informe o análisis que fuera pertinente.



6. Viste ropa cómoda

Para viajar embarazada es imprescindible sentirse cómoda, así que tenlo en cuenta a la hora de vestirte o hacer la maleta. Lleva contigo un calzado adecuado y prendas ligeras y transpirables, con las que puedas moverte con facilidad.



7. Utiliza gel frío para las piernas

Durante el embarazo es muy común sentir las piernas cansadas, una molestia que puede verse agravada al viajar, puesto que vamos a estar durante más tiempo sentados.

Para evitar este problema y estimular la circulación, lo ideal es llevar contigo un gel o crema fría que te ayude a aliviar la hinchazón.



8. Mantente siempre hidratada

Recuerda beber mucha agua para mantenerte hidratada, así además de eliminar toxinas estarás favoreciendo el correcto desarrollo del bebé. Lo ideal es el agua mineral embotellada.



9. Come alimentos ligeros y nutritivos

También es importante no viajar con el estómago vacío, pero debes evitar las comidas pesadas y las bebidas gaseosas. Opta siempre por alimentos diuréticos, como por ejemplo, las frutas y verduras, ya que ayudarán a aliviar la retención de líquidos.



10. Asegúrate de que tienes asistencia médica en tu destino

No olvides que si vas a viajar embarazada también es importante asegurarte de que tu ciudad de destino tiene todos los recursos médicos necesarios.

Infórmate y apunta las direcciones de los hospitales y centros de salud disponibles por si surge alguna emergencia.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Artículos Recomendados

Artículos relacionados