¿Te encanta el mediterráneo? Atrévete a viajar a Cerdeña

Esta isla italiana además de ser un excelente descanso, es un pozo de cultura e historia sobre la Europa medieval. Por eso, atrévete a viajar a Cerdeña.

¿Te encanta el mediterráneo? Atrévete a viajar a Cerdeña
Una isla fascinante para que descanses y disfrutes del sol

A la hora de viajar, descansar y disfrutar, cualquier destino es perfecto. Basta tener la mejor compañía y la capacidad de disfrutar el tiempo que nos mantenemos lejos de nuestro entorno habitual. Pero, viajar a una isla bañada por el mediterráneo con las mejores playas, es aún mejor. Por eso viajar a Cerdeña podrá ser la combinación perfecta que andas buscando.


¿Por qué viajar a Cerdeña?


Es una isla, algo salvaje y casi en estado natural, que se encuentra en el mediterráneo y que, aunque demuestran una especie de independencia a nivel cultural y territorial, pertenece a la vecina Italia. Sus playas son el delirio para cualquier amante del estilo de vida playero, ya que posee las arenas más blancas y las aguas más límpidas y cristalinas que te puedas imaginar.

Durante las vacaciones del verano es uno de los lugares donde celebridades y ricos adoran broncearse, pues cuenta con varios locales de gran interés como lo son:
 
  • La Costa Esmeralda: tan bella como una piedra esmeralda, es el lujo de Cerdeña. Su paisaje es de cortar el aliento con los campos perfumados, la costa y la Iglesia de Santa Trinita, Al terminar, querrás conocer toda la isla;
  • La Isla Maddalena: es una isla compuesta por otras 20 pequeñas islas. Entre tantas otras bellezas y referencias, es el lugar donde Giuseppe Garibaldi decidió pasar los últimos años de su vida;
  • Alghero: la belleza del Capo Caccia es indescriptible. Disfrutar de los palacios y los castillos,  es el paisaje perfecto digno de reyes que tú te mereces. Podrás ver y comprar artesanía como recuerdo de una experiencia maravillosa;
  • Sassari, Cagliari, Nuoro y Bosa: más tradicionales y menos arrebatadoras en lo que toca a grandes paisajes, son necesarias para construir y mantener la cultura de Cerdeña cada una con sus especificidades. Por ejemplo: En Cagliari, el museo arqueológico; en Sassari, la Catedral de San Nicolás; etc.


¿Qué se puede hacer en Cerdeña?


Claramente viajar a Cerdeña significa unas buenas vacaciones en la playa, pero podrás hacer mucho más:
 
  • Bosques: podrás caminar, hacer montañismo, acampar y respirar el aire puro y fresco de los bosques sardos;
  • El mediterráneo, los ríos y sus lagos: además de bañarte en las aguas turquesas del mediterráneo, podrás bañarte y disfrutar de los ríos de agua dulce, como por ejemplo, el Río Tirso y/o el Coghinas. Por los lagos, ¡no te preocupes!, son 54, pero son artificiales para poder proporcionar aquella energía que mueve toda la vida de la isla;
  • Cascada de Sa Spendula: aunque podríamos haberla incluido en el grupo anterior, esta belleza natural es una de las visitas indispensables y completamente obligatorias si deseas viajar y conocer Cerdeña.
  • Viaje histórico y cultural: al conservar bastante de su naturaleza, es posible hacer un viaje a la época medieval con el solo hecho de pasear por los restos arquitectónicos de la Aldea nurágica de Barumini. No creas que no es importante, esta aldea tiene mucho que ver con la historia de la antigua Roma, con la Edad Media, con los fenicios y los cartagineses. ¿Quieres más?
 

Si te has quedado con ganas de viajar a Cerdeña




No olvides que, por ser una Isla que ha tenido pocas modificaciones, no existe una red de hoteles y otras formas de alojamiento alargadas como acostumbramos ver en otros lados. Con todo, te dejamos los portales donde encontrar alojamiento:
 
También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados