VIA-T: conoce el telepeaje en España

Gracias a la tecnología utilizada en VIA-T, este sistema de telepeaje permite pagar en los diferentes peajes de España sin necesidad de detenernos.

VIA-T: conoce el telepeaje en España
Sólo hace falta un dispositivo colocado en el interior del parabrisas

Un largo viaje por carretera a menudo resulta el mejor momento para pensar en nuestras cosas mientras conducimos relajados, sin preocuparnos del mañana,  como si nos encontrásemos en la mítica Ruta 66. Eso, claro, si viajamos solos, con nuestros propios fantasmas como única compañía, porque si lo hacemos en familia, con niños sin parar de preguntar cuándo llegamos o que quieren ir al baño, la magia se esfuma a golpe de berrinche. Y si encima toca el pesado trámite de hacer cola y detenernos para pagar el peaje, peor. Menos mal que con el VIA-T, el sistema de telepeaje implantado en todas las autopistas de pago de España, al menos evitamos pararnos.

Cosas de la tecnología. Gracias a ella, lo de tirarnos un buen rato formando parte de una interminable cola que avanza con cuentagotas es historia. El proceso es sencillo y seguro. Tan sólo hay que contratar las tarjetas del sistema VIA-T y poner el dispositivo que nos facilitan. No requiere instalación. En los vehículos ligeros no hay que hacer nada más que colocarlo el interior del parabrisas, en la zona superior central, alrededor de a unos 5 cm del marco superior, siguiendo siempre las indicaciones del manual de usuario.

En cuanto a los vehículos pesados, el VIA-T debe ponerse en la parte interior del parabrisas, en la zona inferior central y en posición vertical. Las motocicletas, por su parte, deberán colocarlo obligatoriamente en el carenado.

Cómo funciona el VIA-T y ventajas de su utilización


Una vez tenemos el VIA-T en nuestro vehículo, cuando pasemos por una autopista de peaje adaptada a este sistema de telepeaje, una antena especial nos detecta y genera un cargo automático del importe del peaje en la tarjeta o cuenta corriente que hayamos asociado al dispositivo.

Una vez que la antena detecta correctamente el dispositivo, éste produce un pitido confirmatorio de la operación realizada, el semáforo del peaje se pone en verde y la barrera de seguridad se levanta para permitirnos el paso. En caso de error por no detectar el dispositivo, o si emite varios pitidos en lugar de uno, el semáforo seguirá en rojo.

Ventajas del sistema de telepeaje VIA-T


Comodidad

No hay que ponerse a buscar la tarjeta en la cartera o buscar monedas sueltas. Tampoco hay que recoger ningún ticket. Tan sólo reducir la velocidad para pasar por el telepeaje.

Rapidez

No tenemos que parar el coche, por lo que el ahorro de tiempo es considerable. Según nos acercamos a la barrera de seguridad, ésta se levanta al detectar el dispositivo.

Seguridad

Las normas adoptadas siguiendo la normativa europea CEN y un modelo de transacción que se rige por una tecnología de altos niveles de seguridad, nuestros pagos estarán siempre protegidos.

Uso nacional

El sistema de telepeaje VIA-T es válido en todas las autopistas de la península y puede ser utilizado por cualquier vehículo.

Ecológico

Como los vehículos no son detenidos, se produce una reducción en la emisión de gases contaminantes.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: