No necesitas ser rico ni ocasiones especiales para vestir ropa elegante

Por trabajo, o porque nos guste estar presentables, vestir ropa elegante no tiene que ser un dolor de cabeza. Aprovecha nuestros consejos y oportunidades.

No necesitas ser rico ni ocasiones especiales para vestir ropa elegante
Aprovecha las oportunidades y no gastes demás

Si bien las apariencias no pasan de eso, de apariencias, en nuestra sociedad se le dan un gran valor. Puede que sea por tu trabajo, porque te gusta, o por cualquier otra razón, usar ropa elegante es siempre aceptable. Si aprovechas tu ropa, y algunas oportunidades, verás que tampoco tiene que gastar mucho.
 

¿La ropa elegante tiene que ser cara?


Una cosa es hablar de ropa elegante, otra totalmente diferente es hablar de ropa de marca o ropa cara. Una no excluye a la otra, pero tampoco la incluye. Por norma, la mayoría de las grandes marcas acostumbran apostar en la ropa elegante, pues persiguen el ideal de alta costura.

Existen otras marcas conocidas, y no tan caras, que también poseen ropa elegante pero, se centran más que todo en la ropa básica. Esto no implica que dejen de ser ropas elegantes, digamos que apuestan más en la funcionalidad de la pieza y en la moda de la temporada. Aun así, existe una gama más pequeña de ropa elegante por estación.
 

¡Puedes estar siempre elegante!


Agárrate a los consejos que te damos a continuación:
 
  • Antes de pensar en ropas elegantes, tienes que entender que la elegancia no es solo una cuestión de usar ciertas y determinadas piezas sino también una cuestión de actitud. Ni el vestido más caro (para ella), ni el pantalón más fino (para él) serán capaces de demostrar cualquier elegancia si tu postura, tu actitud y tu aspecto son descuidados;
  • Si no habías pensado en este tema hasta ahora, te aconsejamos a hacer una revisión de tu armario. Posiblemente encontrarás piezas que ni te acordabas, podrás hacer una limpieza, y sabrás que es lo que te hace falta para completar el estilo;
  • Si crees que debes comprar ropa nueva y elegante, entonces no apuestes todo en la primera tienda que entres. Paséate por las tiendas, habla con los profesionales y oye consejos sobre el tipo de ropa que sienta mejor a tu tipo de cuerpo. Solo ahí sabrás qué deberás o no buscar y comprar;
    • Recuerda que hay piezas esenciales al estilo elegante en cualquiera de los dos géneros. Para ella: aquel vestido negro simple, el blazer, una blusa lisa y unos pantalones de corte clásico (Sean negros, grises o blancos);
    • Para él: un conjunto del mismo estilo, unos zapatos de corte clásico o tipo vela, también en colores sobrios y lisos, son piezas fundamentales.
  • Como la moda es un círculo vicioso, lo que antes no se usaba hoy se usa y viceversa. Esto trae ventajas si compartes ropa con tu madre o hermana (para ellas). Por eso apostar en pedir prestada ropa puede ser una buena solución para tener ropa elegante sin gastar nada. Podrás apostar también en las ventas de garaje, y en las ventas vintage;
  • Por último, recuerda que, el estilo se completa con accesorios. No pueden ser exagerados ni pueden estar en mal estado. En el caso de ellas, deben conjugar bien con el estilo, y sin exagero en la joyería. Para ellos, recuerden que usan pocos accesorios por lo que deben tener atención al estado de los mismos, pues es rápidamente perceptible la falta de cuidado.
¿Qué espera para empezar a usar tu ropa elegante?

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados