Ventajas y desventajas de las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito pueden sacarnos de un apuro, pero si abusamos de ellas entraremos en una espiral de deudas

Ventajas y desventajas de las tarjetas de crédito
Pide tarjetas de crédito gratis
  • Pocos productos tienen tantas características con dos caras al mismo tiempo. Lo que para unos es bueno, para otros puede convertirse en una pesadilla.

Las tarjetas de crédito son un producto financiero que nos permite comprar hoy y pagar mañana. De esta forma, podemos adquirir un bien o servicio aunque en ese momento no tengamos el dinero. Esto es un arma de doble filo que, bien gestionada, puede ayudarnos a equilibrar la economía familiar. Sin embargo, como la utilicemos de la forma incorrecta, puede sumirnos en una espiral de deudas.

Pocos productos tienen tantas características con dos caras al mismo tiempo. Lo que para unos es bueno, para otros puede convertirse en una pesadilla. Por eso en este artículo vamos a ir desgranando las principales características de las tarjetas de crédito y enumerando los pros y los contras.

Tarjetas de crédito para imprevistos


Empezaremos por analizar las dos finalidades principales de las tarjetas de crédito:

1. Pagos a plazos. O lo que es lo mismo, en cómodas mensualidades.
  • Ventajas: Si necesitamos algo y en ese momento no disponemos de dinero suficiente, pagar las compras a plazos puede sacarnos de un apuro.
  • Desventajas: Al aplazar el pago estaremos sumando intereses que incrementarán el coste del producto. 

2. Disponer de efectivo. Podemos sacar dinero de un cajero aunque la cuenta esté a cero.
  • Ventajas: Como en el caso anterior, ante una emergencia son un gran aliado.
  • Desventajas: Aparte de pagar por la transacción, el banco nos aplicará unos intereses que debemos tener en cuenta. 

Como hemos visto, ambas tienen beneficios, pero también una parte mala. Así que no está de más recordar las ventajas y desventajas de las tarjetas de crédito.

Ventajas de las tarjetas de crédito


Empezaremos por las buenas noticias. Las tarjetas de crédito tienen innegables ventajas, aparte de las ya mencionadas:

  • Son más seguras que el efectivo, sobre todo si tenemos que pagar productos caros.
  • Hay tarjetas que bonifican por comprar con ellas. Devolución de un porcentaje de los recibos domiciliados o de las compras realizadas con ellas.
  • Tienen un seguro en caso de pérdida o robo.
  • Nos permiten realizar compras por teléfono o Internet.
  • Si no tenemos deudas, son fáciles de conseguir. Las podemos contratar incluso online.
  • Tenemos muchas para elegir, dependiendo de nuestro perfil: tarjetas de crédito clásicas, para estudiantes, prepago, virtuales, de establecimientos comerciales e, incluso, de puntos canjeables por regalos y/o descuentos.
  • Actualmente, hay muchas tarjetas de crédito gratis. Por ejemplo, estas cuatro:

1. Banco Popular. Sin comisiones durante el primer año, devuelve el 2% del importe de sus recibos de luz, gas, teléfono fijo, móvil e Internet. Eso sí, hay que domiciliar la nómina.

2. Evo Banco. Ofrece una tarjeta de crédito totalmente gratuita, sin comisiones, ni por emisión ni por mantenimiento, ni cuota anual, lo que la convierte en una de las más competitivas del mercado. Además, devuelve hasta el 1% de todas las compras efectuadas con ella. Sólo hay que abrir una cuenta inteligente (ya sea de ahorro o nómina). 

3. Citibank. La tarjeta Citi Oro es gratuita, no tiene cuota anual y no es necesario cambiar de banco.

4. Tarjetas de crédito sin cambiar de banco y sin nómina. Las tarjetas de Iberia Cards, Vips, Halcón, El Corte Inglés, Mercadona, Ikea, Repsol o Carrefour son algunas de ellas

Desventajas de las tarjetas de crédito


Ahora llegamos a la parte mala. No podemos obviar estas desventajas sin no queremos acabar con una deuda imposible de asumir.

  • Al usar las tarjetas estamos comprando sin que se nos cargue el importe en la cuenta, así que es fácil gastar más de lo que podemos asumir.
  • Los intereses por demora o impago son muy altos (superan el 10%). Debemos tener claro cuánto nos va a cobrar nuestra entidad bancaria.
  • El impago de las tarjetas de crédito conlleva el embargo de nuestros bienes y/o la inclusión en los listados de morosos tipo Asnef, por lo que podemos ir despidiéndonos de las compras a plazos o de cualquier tipo de préstamo tradicional. 
  • Hay que tener cuidado con los seguros que contratamos, ya que su coste puede llegar a ser abusivo.
  • Puede haber errores en los cargos. Por eso es recomendable revisar el estado de nuestras cuentas por lo menos una vez al mes.
  • Es fácil caer en la tentación de adquirir un producto más caro o que no necesitamos sólo porque se va a cargar a la tarjeta de crédito.
  • Las tarjetas de crédito vienen por defecto con la modalidad de pago aplazado, y eso conlleva unas comisiones. Lo mejor es el pago total (a final o principio de mes). No obstante, hay tres tarjetas que son menos caras que el resto si decidimos mantener las “cómodas mensualidades:

1. Visa Oro de ING Direct. La TAE que aplica el banco holandés por las compras a plazo es del 15%, una tasa bastante razonable.

2. Evo Banco. En estos momentos está ofreciendo una TAE del 12,68% en pago aplazado.

3. Banco Sabadell. Con la Tarjeta Sin, y si ponemos las compras a pagar en tres meses, sólo nos impondrán una TAE del 4,65%.

Siete ventajas y siete inconvenientes. Un desempate que podemos deshacer si comparamos y elegimos las tarjetas de crédito con cuidado.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados