Ventajas y desventajas de las cuentas sin comisiones

Con las cuentas sin comisiones no pagaremos nada por el mantenimiento de la cuenta, transferencias o tarjetas.

Ventajas y desventajas de las cuentas sin comisiones
Dan acceso a todos los servicios del banco, incluidos préstamos y promociones



La característica principal de toda cuenta corriente es poder guardar nuestro dinero en un sitio seguro y disponer de él siempre que queramos.

Pero con las cuentas sin comisiones esta ventaja va mucho más allá, puesto que no pagaremos nada por las operaciones a las que tenemos derecho por el simple hecho de tener contratado este producto. A saber:
 
  •  Mantenimiento de cuenta.
  •  Gastos administrativos.
  •  Traspasos.
  •  Descubiertos.
  •  Transferencias.
  •  Gastos generados en la gestión de las tarjetas de crédito y débito.




Las cuentas sin comisiones son buenas para el bolsillo 


¿No te parecen motivos suficientes? Pues lo cierto es que las cuentas sin comisiones tienen muchas más ventajas:

1. Podemos elegir cómo y cuándo retirar nuestro dinero:
 
  • Talonario de cheques.
  • Tarjetas: tanto de crédito como de débito.
  • Monedero electrónico.
  • Pago mediante el móvil.
  • Directamente, en ventanilla.

2. Abrir una cuenta sin comisiones otorga al cliente el derecho al denominado "servicio de caja". Esto quiere decir que podemos acudir a la ventanilla del banco a realizar una serie de operaciones, tales como:
 
  • Ingreso y retirada de efectivo.
  • Abonos en general (por ejemplo, la nómina).
  • Ordenar y recibir transferencias bancarias.
  • En algunos casos, domiciliar y pagar recibos.
  • Pagar cheques.

3. El cliente puede acceder a todos los servicios del banco: hipotecas, préstamos, subvenciones y promociones.

4. Contratar una cuenta sin comisiones es rápido y sencillo. Sólo es necesario ser mayor de edad y demostrar que se obtienen unos ingresos regulares.

El papeleo dependerá del banco, pero lo normal es que solicite la documentación básica:
  • El DNI del titular.
  • Nombre y apellidos del titular.
  • Fecha de nacimiento.
  • Dirección completa.
  • Teléfono de contacto y correo electrónico.
  • Situación laboral, profesión y nombre de la empresa para la que trabaja.
 


Desventajas de las cuentas sin comisiones


Así, a simple vista, parece que todo son ventajas. Pero también hay alguna que otra parte menos buena. 

1. Al contrario de lo que ocurre con las cuentas remuneradas o con las cuentas nómina, la mayoría de las cuentas sin comisiones no aportan rentabilidad. Pero si escarbamos un poco, conseguiremos arañar alguna que otra ventaja. Siempre podemos contratar productos como la Cuenta Sin Nómina de ING. Además de no cobrar comisiones, ofrece tarjetas gratis, transferencias sin coste o la devolución del 3% del importe gastado al repostar en estaciones de servicio Galp y Shell. Y todo ello sin compromiso de permanencia. 

La cuenta Self de Self Bank es otra buena opción, pues su depósito asociado ofrece una rentabilidad del 2% TAE.

2. También debemos tener en cuenta que hay alguna que no permite la domiciliación de recibos. Pero si necesitamos este servicio, lo único que tenemos que hacer es elegir una que sí ofrezca esta posibilidad. Las dos anteriores, por ejemplo.

3. Si sacamos dinero en un cajero que no pertenece a la red de nuestra entidad bancaria nos cobrarán una comisión. No obstante, eso ocurre con la gran mayoría de las cuentas y en prácticamente todos los bancos. Además, si no queremos pagar por ello siempre podemos evitarlo. 

La cuenta corriente de Openbank, la Cuenta Clara de Abanca o la cuenta online de BBVA tampoco cobran comisiones. En todas ellas los pros pesan mucho más que los contras. ¿Quieres comprobarlo?
 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: