Ventajas y desventajas de contratar una cuenta corriente

Con una cuenta corriente no tenemos que preocuparnos por nuestro dinero, pero normalmente nos cobrarán comisiones.

Ventajas y desventajas de contratar una cuenta corriente
Con una nómina la cuenta corriente quita comisiones
  • El cliente puede acceder a todos los servicios del banco, tales como hipotecas, préstamos, subvenciones y promociones.

Las cuentas corrientes son un producto financiero mediante el cual los clientes pueden guardar su dinero en el banco que elijan y administrarlo de la forma que quieran. El cliente sólo tiene que ingresar el dinero, y la entidad está obligada a devolverlo cuando lo solicite el titular. 

Por tanto, una de las principales características de una cuenta corriente es la comodidad de no tener que preocuparnos de dónde guardar nuestro dinero. En el banco va a estar a buen recaudo y lo vamos a poder administrar de forma más cómoda. Esta característica se convierte además, en la principal ventaja de este producto. Pero hay muchas más:

1. Podemos elegir cómo y cuándo retirar nuestro dinero:


Contratar una cuenta corriente es rápido


2. Abrir una cuenta corriente otorga al cliente el derecho al denominado “servicio de caja”. Esto quiere decir que podemos acudir a la ventanilla del banco a realizar una serie de operaciones tales como:

  • Ingreso y retirada de efectivo.
  • Abonos en general (por ejemplo, la nómina).
  • Ordenar y recibir transferencias bancarias.
  • Domiciliar y pagar recibos.
  • Pagar cheques.

3. El cliente puede acceder a todos los servicios del banco, tales como hipotecas, préstamos, subvenciones y promociones.

4. Contratar una cuenta corriente es rápido y sencillo. No necesitamos hacer mucho papeleo y sólo nos pedirá la documentación básica:

  • El DNI del titular.
  • Nombre y apellidos del titular.
  • Fecha de nacimiento.
  • Dirección completa.
  • Teléfono de contacto y correo electrónico.
  • Situación laboral, profesión y nombre de la empresa para la que trabaja.

5. Hay cuentas corrientes que, además, de no cobrar comisiones, ofrecen una pequeña rentabilidad. Ese es el caso de, por ejemplo, la Cuenta Sin Comisiones Inteligente de EVO:

  • Ofrece una rentabilidad del 1%. 
  • Las tarjetas de crédito y débito son gratis.
  • Las transferencias tampoco tienen coste.

Ojo con las comisiones de tu cuenta corriente


Sin embargo, a la hora de contratar una cuenta corriente hay que tener en cuenta que los servicios que nos ofrece pueden no ser gratuitos. Los bancos no dejan de ser empresas que quieren ganar dinero, así que los gastos de mantenimiento y administración son uno de los inconvenientes a tener en cuenta. Concretamente, las principales desventajas con las que nos podemos encontrar son las siguientes:

1. Las comisiones. Como ya hemos dicho, las de mantenimiento (sólo por el hecho de tener la cuenta abierta) y administración (el banco cobra un dinero por tener a los clientes informados) son las más frecuentes, pero hay otras:

  • Comisiones por realizar transferencias. Puede ser una cantidad fija, o un porcentaje de la cantidad de dinero que enviamos desde nuestra cuenta a otra. Eso sí, cada vez más bancos no cobran si las transferencias se hacen por Internet.
  • Comisiones por descubierto. Si nos quedamos en números rojos, también tenemos que pagar.
  • Comisiones por ingreso de cheques. Si proceden de otra entidad, puede que también quieran cobrarnos. 
  • Comisiones por sacar dinero en los cajeros que no pertenezcan a la entidad o red.

2. Las cuentas corrientes siguen generando comisiones aunque estén inactivas. Por eso debemos cancelarlas cuando ya no las vayamos a utilizar.

Una cuenta corriente sin comisiones es posible


Pero hay que recordar que existe la cuenta corriente sin comisiones, como las que nos ofrecen estas 5 entidades: 

  • BBVA. Hasta ayer no cobraba comisiones de administración, mantenimiento o por transferencias a los clientes de la cuenta 59+, cuenta nómina, cuenta blue (para menores de 30 años) o cuenta online.

  • ING Direct. Tal y como asegura en su publicidad, el banco holandés no cobra por las transferencias, ni por ingresar cheques, ni siquiera por el correo. Y las tarjetas también son gratis si domiciliamos la nómina.

  • Evo Banco. Su Cuenta Inteligente no ha cobrado por casi nada desde su nacimiento. Se puede sacar dinero a débito en cualquier cajero de España con unas tarjetas por las que no tenemos que pagar.

  • Openbank. Ninguna de las cuentas de la banca online del Santander (Más Open, Cuenta Nómina Open, Cuenta Corriente Operativa) cobran comisiones de apertura o mantenimiento. La tarjeta de débito también es gratuita.

  • iBanesto. También ofrece cuentas corrientes sin comisiones de administración, mantenimiento o por transferencias.

De todas formas, conviene recordar que la mayoría de las comisiones las podemos evitar si domiciliamos la nómina. 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados