Ventajas y consejos para planificar tu menú diario

¿Llega la hora de la cena y no sabes qué preparar? Aprender a planificar tu menú diario puede ofrecerte inmensos beneficios, toma nota y comienza a ganar en calidad de vida.

Ventajas y consejos para planificar tu menú diario
Ahorra tiempo y dinero planificando tus comidas

Planificar tu menú diario puede serte de gran utilidad, además de ahorrar tiempo y dinero, evitarás caer en malos hábitos alimenticios y tendrás más control sobre aquello que comes.

Dedica algo de tiempo para preparar un plan de comidas semanal. Verás que con una sola visita al supermercado tendrás todo lo necesario para toda la semana, y además evitarás comprar comida que realmente no necesitas.

Otra de las grandes ventajas de planificar tu menú diario es que te ahorrarás el estrés que supone llegar a la hora de la comida y no saber qué cocinar. De este modo, conseguirás un menú más variado y equilibrado, evitando comer fuera de casa o consumir alimentos precocinados.
 

CÓMO PLANIFICAR TU MENÚ DIARIO EN 4 PASOS


 

1. Planea el menú y distribuye bien los distintos alimentos

Lo principal a la hora de crear un menú diario es planificar bien todas las raciones y comidas que vamos a realizar cada día. Esto incluye el desayuno, el almuerzo, la comida, la merienda y la cena.

Recuerda que en tu planificación también es importante la variedad de alimentos, así lograrás una dieta mucho más sana y equilibrada.

Por supuesto, las frutas, las legumbres y las verduras no pueden faltar en tu menú, evitando a toda costa los alimentos procesados.

Opta siempre por alimentos frescos y de temporada, además son más económicos, distribuye bien todos los nutrientes a lo largo del día e intenta no saltarte ninguna de las cinco comidas.



2. Haz una lista de la compra y revisa lo que ya tienes

Una vez que tengas distribuido tu menú, es hora de hacer la lista de la compra semanal con todo lo que necesitas.

Pero recuerda revisar antes los alimentos que tienes en la nevera o en la despensa, así evitarás comprar ingredientes que ya tienes y gastar dinero innecesariamente.

Piensa en los alimentos que necesitas consumir primero, modifica tu menú si fuera necesario, y utiliza primero los alimentos que se vayan a estropear.

Además, de esta forma con una sola visita al supermercado tendrás todo lo necesario para el elaborar el menú de todos los días.
 


3. Prepara varias comidas el día que tengas más tiempo

A la hora de planificar tu menú diario también es importante tener en cuenta el tiempo de preparación de cada una de las comidas que lo componen.

Si sabes que un día en concreto no vas a tener tiempo para cocinar, lo ideal es que optes por un plato rápido en aquel día o que lo prepares el día de antes.

Otra opción es aprovechar el domingo, o cualquier otro día en el que tengas tiempo, y preparar varias comidas para el resto de la semana.
 


4. No te compliques, elige recetas fáciles y rápidas

Aunque no dispongas de suficiente tiempo, es importante que no descuides tu alimentación. Así que a la hora de planificar tu menú diario elige platos completos y saludables, además para ello no hace falta que te compliques demasiado en la cocina.

Existe una gran variedad de recetas sanas, fáciles y rápidas de elaborar, tan solo es cuestión de investigar.

Os dejamos algunas sugerencias de comida para hacer al microondas y que además son deliciosas.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados