Ventajas e inconvenientes de la pasta de dientes sin flúor

La pasta de dientes sin flúor libra a nuestro cuerpo de absorber fluororos, que en grandes cantidades es perjudicial para nuestra salud. 

Ventajas e inconvenientes de la pasta de dientes sin flúor
El flúor se relaciona con la disminución de las caries

¿Pasta de dientes sin flúor o con flúor? Puede que hasta ahora no hayas prestado una atención especial a los ingredientes de tu dentífrico, pero hace tiempo que la polémica está servida.

Por una parte tenemos los beneficios del flúor para los dientes. Por otra, los riesgos para la salud del uso de esta sustancia. 

Dado que la boca es una de las partes de nuestro cuerpo más absorbentes, en este artículo abordaremos tanto los pros como los contras de utilizar la pasta de dientes sin flúor.



Ventajas de la pasta de dientes sin flúor


Comenzaremos por las ventajas de utilizar pasta de dientes sin flúor. Para ello lo más indicado es listar la parte negativa del flúor:
 
  • Una acumulación de fluororos excesiva puede ocasionar una fluorosis dental. Es decir, la aparición de manchas blancas en el esmalte que luego adquieren un tono marrón. Es por eso que la ley sobre cosméticos de la Unión Europea limita el contenido de flúor a un 0,15%.
 
  • El flúor en grandes cantidades es tóxico.
 
  • El flúor disminuye el yodo en nuestro cuerpo.


 

Inconvenientes de la pasta de dientes sin flúor


A simple vista parece obvio que lo más recomendable es utilizar pasta de dientes sin flúor. ¿Pero qué ocurre con las caries? Los odontólogos defienden que los fluororos son los responsables de que las caries hayan disminuido en nuestros dientes.

Por eso muchos recomiendan usarlo, pero en pequeñas cantidades.

Además, hay que señalar que el flúor transforma la hidroxiapatita del esmalte en fluorapatita, que es más resistente a la descalcificación. También reduce la formación de ácidos, tiene acción antibacteriana, favorece la remineralización y aumenta la resistencia del esmalte.


 

Ingredientes tóxicos de la pasta de dientes sin flúor


Una vez que tenemos más o menos claro el efecto en nuestra salud del flúor, conviene recordar que las pasta de dientes, incluida la que no lleva flúor, puede llevar otras sustancias tóxicas.

El triclosán, el lauril sulfato de sodio, los endulzantes artificiales (como el aspartame), el glicol propileno, las microperlas o la dietanolamina son algunas de ellas.
 



Pasta de dientes sin flúor casera


Para terminar, daremos la receta para elaborar en casa nuestra propia pasta de dientes. Solo necesitaremos una cucharadita de bicarbonato de sodio, unas gotas de agua y una gota de aceite esencial de limón o menta.

Mezclamos todos los ingredientes en un bol y cuando tengamos la masa, nos cepillamos los dientes.  

El aceite de coco también es un buen dentífrico, pues mata las bacterias de los dientes y no contiene ni flúor ni otros químicos. Se puede alternar su uso con el de la pasta de dientes tradicional.
 


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados