Ventajas e inconvenientes de la naturaleza frente a la gran ciudad

¿Dónde se está mejor, en la entre la naturaleza o en la gran ciudad? Entérate de cuáles son los pros y contras de vivir en el campo. 
 

Ventajas e inconvenientes de la naturaleza frente a la gran ciudad
Estar en el campo es una buena opción, pero ¿es la mejor?



La naturaleza es la fuente de todas la vidas humanas, vegetales y animales, sin embargo no todas las personas están hechas para estar rodeadas de naturaleza.

Hoy te presentamos una práctica guía de las las ventajas e inconvenientes del campo con respecto a las ciudades.
 


PROS Y CONTRAS DE VIVIR EN LA NATURALEZA Y NO EN LAS URBES


 

VENTAJAS

 
  • Las personas que disfruten estando rodeados de la naturaleza podrán conseguir fácilmente equilibrio mental y paz interior.
 
  • Los amantes de las zona rurales pueden tener su propio jardín o huerto para sembrar sus propias verduras y frutas. Incluso pueden tener sus propios animales. Esto afectará positivamente a sus dietas y también será un ahorro para sus bolsillo.
 
  • Las casas o pisos de los pueblos, especialmente en los más pequeños y remotos, son más baratos que un piso en las grandes ciudades.
 
  • Si quieres vivir en la naturaleza, puedes construirte una casa completamente a tu gusto. Hacer esto en una gran ciudad sería demasiado caro.
 
  • Las personas que viven rodeados de naturaleza tienen muy buena relación con las pocas personas que viven cerca de ellos.
 
  • Espárragos, frutas del bosque o setas, entre otros productos, pueden ser encontrados fácilmente en la zonas boscosas o de campo. Su sabor siempre será mejor (y totalmente gratis) que las que se vendan en cualquier supermercado.
 

INCONVENIENTES

 
  • Vivir en una zona rodeado de naturaleza puede entrañar un riesgo de incendio, especialmente durante el verano.
 
  • Si hay lluvias torrenciales, inundaciones o grandes nevadas, puedes quedar atrapado en tu casa durante varios días.
 
  • Si tu vivienda está muy aportada, necesitarás un deposito de gasolina o de gas para tener calefacción y agua caliente.
 
  • Tu casa en la naturaleza puede tener chimenea, pero eso te obligará a tener que comprar leña y guardarla en un lugar seco.
 
  • Cuanto más bonita sea una zona, más caras serán sus casas. Sobre todo si esta vivienda está cerca de la playa.
   
  • Las personas alérgicas o asmáticas no estarán cómodas en la naturaleza, pues su organismo reacciona ante polen, polvo o animales. Esta situación se agravará en primera.
 
  • Durante el verano y la primera son frecuentes los ataques de mosquitos, en especial en la zonas cercanas a ríos, lagos o pantanos. Las personas alérgicas pueden desarrollar habones más grandes de lo habitual. 
 
  • Las zonas rurales no tienen a penas sistemas de transporte que no sean tu propio vehículo. Tu consumo de gasolina o diésel aumentará.
 
  • Muchos pueblecitos a penas tienen comercios. Por este motivo, te verás obligado a desplazarte a localidades más grandes para hacer la compra, por ejemplo. Perderás más tiempo y gastarás más dinero en gasolina.
 
  • La red de telefonía e internet no llega muy bien a las zonas más rurales. 
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados