Ventajas e inconvenientes de la jubilación anticipada

El problema de la jubilación anticipada es que el importe de la pensión se reduce en función de los trimestres que le falten al trabajador por cotizar.

Ventajas e inconvenientes de la jubilación anticipada
La jubilación anticipada, desde los 60

Todo el mundo sueña con que llegue por fin el día en que puedan dejar de trabajar. Pero, salvo que nos toque la lotería, la única opción que nos queda es esperar a cumplir los años (de edad y trabajados) para poder jubilarnos y eso no ocurrirá hasta:
 
1. Los 60 años si se tiene la condición de mutualista.
2. Los 65 años y 3 meses en caso de optar por la jubilación ordinaria en 2014. Después se irá retrasando (un mes por año hasta 2018 y dos meses por año desde entonces) hasta los 67 años necesarios en 2027.
3. Los 63 años y 3 meses para la jubilación anticipada voluntaria en 2014. En 2027 será necesario haber cumplido los 65 años.
4. Los 61 años y 3 meses para la jubilación anticipada forzosa en 2014. En 2027 habría que tener 63 años.
 

Ventajas de la jubilación anticipada


 
Lo bueno de jubilarse antes de tiempo es que empezaremos a descansar y a disfrutar de la vida siendo más jóvenes. 
 
Dedicaremos nuestro tiempo a viajar o practicar nuestras aficiones, lo que siempre es tentador. 
 
Al mismo tiempo, nos aseguramos de que vamos a cobrar una pensión. Tal y como están las cosas, todo puede ocurrir.
 
Cuanto antes optemos por la jubilación anticipada, menos probabilidades tendremos de que venga otra reforma que ponga aún peor las cosas.
 


Inconvenientes de la jubilación anticipada



Está claro que la jubilación anticipada es una oportunidad que no muchos están dispuestos a rechazar. El mayor problema es que, si no se tienen cotizados los años suficientes, el importe de la pensión se reduce en función de los trimestres que le falten al trabajador con respecto a la jubilación ordinaria. 
 
Los coeficientes reductores dependerán del tipo de jubilación anticipada a la que se opte, como vemos en estos ejemplos.
 
1. Jubilación anticipada forzosa. La pensión quedaría así:
 
El 1,50% para cotizaciones superiores a 44 años y 6 meses.
El 1,625% para cotizaciones superiores a 41 años y 6 meses.
El 1,750% para cotizaciones superiores a 38 años y 6 meses.
El 1,875% para cotizaciones inferiores a 38 años y 6 meses.
 

2. Jubilación anticipada voluntaria, parcial y de autónomos. En este caso, la reducción sería:
 
El 1,625% por trimestre para cotizaciones superiores a 44 años y 6 meses.
El 1,750% por trimestre para cotizaciones superiores a 41 años y 6 meses.
El 1,875% por trimestre para cotizaciones superiores a 38 años y 6 meses.
El 2% por trimestre para cotizaciones inferiores a 38 años y 6 meses.
 
Hay que tener en cuenta, además, que sólo pueden optar a la jubilación anticipada voluntaria quienes tengan cotizados un mínimo de 35 años. En caso de jubilación anticipada forzosa, 33 años.
 

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados