Ventajas del renting flexible

¿Estás pensando en adquirir un vehículo a través de un contrato de renting flexible? Conoce aquí las ventajas de esta modalidad de alquiler y disfruta del vehículo sin preocupaciones.

Ventajas del renting flexible
Una de las principales ventajas es la flexibilidad en cuanto al tiempo de la duración del contrato

El renting flexible puede ofrecerte numerosos beneficios si lo comparamos en el clásico contrato de renting fijo.

El renting te permite alquilar un vehículo abonando una cuota fija cada mes, sin necesidad de preocuparte por los servicios de mantenimiento, seguro, impuestos, revisiones, etc.

Por otra parte, un contrato de renting flexible cubre todas estas necesidades, pero además te ofrece flexibilidad en relaciones a las condiciones contractuales. ¿Quieres saber los beneficios de esta modalidad de alquiler? Sigue leyendo.

 

VENTAJAS DEL RENTING FLEXIBLE



Si necesitas un vehículo de manera inmediata, el renting flexible es la opción más rápida y eficaz, sin ataduras ni compromisos. Además, este tipo de contrato de alquiler deja las puertas abiertas a posibles cambios, por lo que ofrece un mayor margen al arrendatario.

Conoce a continuación cuáles son todas las ventajas que esta modalidad de alquiler te puede ofrecer y descubre si es la opción ideal para ti.
 

Mayor rentabilidad

Tanto las empresas como los autónomos o pequeños negocios, pueden verse beneficiados con esta modalidad de alquiler. Si necesitas un vehículo para tu negocio, el renting es la opción más económica, y además este es un gasto fiscalmente deducible. De hecho, las empresas puede llegar a deducir el importe de la renta mensual al 100%, y entre el 50 y el 100% del IVA.
 

Flexibilidad

Este tipo de alquiler es mucho más flexible que el renting clásico, sin compromisos, ya que además puedes modificar los plazos sin problema. Este modalidad de renting te permite alquilar un vehículo en cortos plazos de tiempo, desde uno a dos meses. Además, si ya no lo necesitas, podrás devolver el vehículo anticipadamente sin sufrir penalizaciones.
 

Mismos beneficios que el contrato de renting clásico

El renting flexible ofrece también las mismas ventajas que el renting clásico. El mantenimiento y las averías están cubiertas por la empresa arrendadora, ya que estos servicios están incluidos en cuota mensual estipulada en el contrato.

Tampoco tendrás que preocuparte por abonar la cuota del seguro del automóvil, ya que el valor de esta cuota vendrá incluida en el contrato, por lo que esta necesidad también se encuentra cubierta.

A todo esto, tenemos que añadir las correspondiente revisiones del vehículo y el servicio de asistencia en carretera. Además, normalmente existe la posibilidad, en caso de avería o accidente, de sustituir el vehículo por otro que se encuentre en ese momento disponible. De este modo, nuestro servicio o actividad nunca se verá afectada.

Como ves, el contrato de renting flexible es mucho más permisivo que el renting clásico y, sin duda, poco a poco esta opción de contrato se está volviendo cada vez más popular entre los conductores autónomos y las grandes empresas.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados