Ventajas de los remedios naturales frente a los medicamentos

Usar remedios naturales para curar ciertas enfermedades es una opción que resulta más económica, menos agresiva y sin efectos secundarios.

Ventajas de los remedios naturales frente a los medicamentos
Los tratamientos naturales suelen ser relativamente inofensivos

Desde siempre, el ir contra la opinión mayoritaria significa ser un rebelde o un ignorante sin personalidad que se deja llevar por las ideas del iluminado de turno. En el mundo de la medicina ocurre igual. Si estás a favor de los medicamentos legalmente reconocidos y debidamente comercializados, todo en orden. En cambio, si eres de los que piensan que para curar ciertas enfermedades también se pueden usar otros remedios naturales alternativos, una gran parte de la sociedad te verá como un bicho raro.

Ese es el gran error de nuestros días. Porque tanto un tipo de medicina como otra pueden convivir juntas y complementarse. Nadie dice que haya que eliminar la medicina convencional, pero sí que relacionarse mutuamente.

Los avances de la medicina actual son innegables, y posibilitan la cura de innumerables enfermedades. Los servicios de urgencias salvan vidas diariamente. El problema es que los tratamientos de la medicina convencional acostumbran a ser invasivos. Cuando se proponen remedios alternativos suelen ser desacreditados por la comunidad científica. Si el tratamiento no es validado por la comunidad científica, no vale.

Los medicamentos convencionales están destinados a combatir síntomas concretos, mientras que los remedios naturales buscan lograr una salud estable a través del equilibrio en el cuerpo. Lo bueno de un remedio natural es que son relativamente inofensivos, inocuos.

El problema surge en que al no haber una regulación en el contenido de los suplementos y que no haya un consenso respecto a las dosis, hace que los terapeutas serios estén en el mismo saco que los típicos charlatanes vende humo, algo que no pasa con los medicamentos convencionales. A continuación presentamos un listado de pros y contras de los remedios naturales para curar enfermedades.

 

Pros y contras de los remedios naturales


 

Pros

  • El tratamiento con remedios naturales es menos agresivo que con medicamentos convencionales. Son fáciles de asimilar y eliminar por el cuerpo.
O no tienen o son mínimos los efectos secundarios del mismo. Tampoco generan efectos secundarios a largo plazo, como sí ocurre con los convencionales, que pueden llegar a dañar algunos órganos.
 
  • Son más económicos que los medicamentos convencionales. Esto se debe a que no se paga por la patente o por el laboratorio que los fabrica. 
 
  • Se podría decir que son remedios holísticos, no específicos. Es decir, conciben el cuerpo como un todo, no como los medicamentos convencionales, que únicamente van dirigidos a una parte.
 
  • Tienen carácter preventivo. Se pueden consumir antes de que aparezca la enfermedad, promoviendo así el bienestar general del cuerpo. 


Contras

  • Falta de control de calidad. Ello da lugar a la posibilidad de que nos engañen con un remedio natural que no es lo que prometía. Las dosis no están estandarizas debido a la falta de consenso entre los terapeutas.
 
  • Al ser holísticos, no específicos, resultan menos eficientes a la hora de aliviar un problema agudo. En el caso de una emergencia, su eficacia es muy limitada. 
 

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados