Ventajas de la nueva propuesta de jornada laboral en España

Descubre las ventajas e inconvenientes que se podrán producir con la nueva propuesta de jornada laboral en España. ¿Cómo podría afectar a los españoles salir del trabajo a las seis de la tarde?

Ventajas de la nueva propuesta de jornada laboral en España
¿Acabaremos los españoles de trabajar a las 18:00?

El pasado mes de diciembre, la Ministra de Empleo Fátima Báñez anunció que buscará un acuerdo de Estado a través del que se reducirá la jornada laboral a las seis de la tarde, del mismo modo que se estudiará el cambio del huso horario, buscando así la conciliación y la racionalización de los horarios en España.

El horario de la jornada laboral en España es un tema que presenta grandes diferencias con el resto de nuestros vecinos europeos. 

Disimilitudes como que los españoles son los que presentan la jornada laboral más larga, en la que la pausa para comer es también más duradera. Hechos que como consecuente presentan una salida del trabajo que se extiende a lo largo de la tarde complicando la conciliación de la vida laboral con la familiar.

Sin embargo, tanto la nueva propuesta de la jornada laboral, como el cambio del huso horario a la zona geográfica que le corresponde a España, el cual significaría atrasar los relojes una hora menos y así situarnos a la par de Portugal y el Reino Unido, son medidas que organizaciones como la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios en España (ARHOE) llevan defendiendo desde hace años.

Hecho que se debe a una serie de ventajas que se pueden ver reflejadas tanto en la vida laboral de las personas como en la vida familiar.

Descubre de qué ventajas se trata y cómo podrían afectar estos cambios a las vidas de los españoles.
 

Cambio del huso horario y la jornada laboral en España


Ventajas e inconvenientes de los ajustes horarios

1. Una de las principales consecuencias de estos cambios, significaría que los españoles dejaríamos de ser los últimos europeos en salir del trabajo y obtendríamos una jornada laboral más continua y menos extensa, con una pausa para comer más breve y un horario que facilitaría la conciliación de la vida laboral con la familiar.

2. Los ritmos de vida se asimilarían a los de nuestros vecinos europeos, facilitando así las relaciones profesionales que en la actualidad muchas veces se ven afectadas por la incompatibilidad de horarios.

3. Con el retraso de la hora, los ritmos de vida de los españoles se ajustarían a los biorritmos, lo que se traduciría en más horas de sueño y descanso, mayor calidad de vida, rendimiento y productividad en el trabajo.

4. La mayor satisfacción de los empleados en sus puestos de trabajo se traduce como un incremento de la productividad consiguiendo una mayor fidelidad del empleado.

5. Por otro lado, el cambio de horarios llevaría a un cambio de costumbres como el adelanto de la cena o de los programas televisivos “prime time”, que no todos los ciudadanos españoles están dispuestos a aceptar.

6. Estas medidas tampoco se podrían aplicar a todos los sectores, ya que existen determinados empleos que no podrían adaptar el cambio de horarios a sus jornadas. De todos modos, se trataría de una medida a la que cada empresa debería adaptarse según sus capacidades, horarios y productividad. Ya que el país no se puede parar de forma radical todos los días a las seis de la tarde.


También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: