Ventajas de irse de Erasmus

¿Estás pensando en irte de Erasmus? Seguro que después de conocer todas las ventajas que aporta el programa a los estudiantes que lo realizan, te entrarán todavía más ganas de hacer un Erasmus.
 

Ventajas de irse de Erasmus
Una experiencia que agradecerá tu futuro

Si todavía no conoces todas las ventajas y beneficios que te puede aportar hacer un Erasmus, no te pierdas ni un solo detalle de este artículo, porque te presentamos una lista con todas las ventajas que te puede ofrecer irte de Erasmus.
El programa Erasmus permite que un alumno de una universidad de un país de la Comunidad Europea, pueda continuar sus estudios durante un determinado periodo de tiempo a otra universidad de Europa. Sin duda toda una experiencia tanto académica como personal. Si además de estas dos ventajas quieres conocer otras muchas más con las que puedes enriquecer tu experiencia de vida gracias al programa Erasmus, pon mucha atención, porque a continuación te desvelamos todos los detalles sobre los beneficios que aporta irse de Erasmus. 
 

Por qué es beneficioso irte de Erasmus


 

Vivirás toda una experiencia


Esta es una de las razones de mayor peso por las que irte de Erasmus es la mayor experiencia que vas a vivir conociendo otros lugares, gentes y culturas. Sin duda, se trata de toda una experiencia de vida altamente enriquecedora.



Aprenderás idiomas y a convivir


Vivir en un país que no es el tuyo, también supone comunicarte en una lengua que no es la tuya, lo que te obligará a aprender otros idiomas y a emplearlos de forma constante, adquiriendo una gran fluidez.

Ya sea en un piso o en una residencia de estudiantes, tendrás que aprender a convivir con personas de diferentes nacionalidades y culturas, respetando a tus compañeros y sus costumbres, lo que abrirá tu mente e incrementará tu capacidad trato e interacción con las personas.

 

Aprenderás a valerte por ti mismo 


Lejos de tu familia, deberás comenzar a solucionar tus problemas tú solo y con tus propios medios, lo que te ayudará a crecer como persona y te aportará una gran confianza en ti mismo.
 


Conocerás a mucha gente y mucho mundo
 

Al viajar solo a otro país sentirás la necesidad de conocer gente, comunicarte, estrechar lazos y crear amistades que durarán toda la vida. Esta parte no académica del Erasmus, supone una de las partes más enriquecedoras para todos aquellos que disfrutan de este maravilloso programa educativo.


Después de haber llegado al país en el que realizarás el Erasmus, te entrará el gusanillo de seguir viajando. Gracias a la red de amistades que crearás será sencillo organizar viajes y conocer otros países y culturas. Del mismo modo que cuando finalice el Erasmus siempre podrás visitar a tus otros amigos Erasmus en su país de origen, o simplemente elegir un destino y juntaros todos allí.



Crecimiento profesional


El Erasmus no es solo una experiencia de aporte en el campo académico y personal, también se verá reflejado de manera muy apreciada en tu currículum. Te dará un plus de cara a las empresas, una vez que comiences a buscar trabajo, ya que estas valoran muy positivamente las experiencias Erasmus a la hora de elegir a sus candidatos.

Precisamente por el gran aporte de ventajas que genera hacer un Erasmus en la vida de un estudiante, tanto en el ámbito académico como en el personal.
 

Una nueva forma de aprender


Seguramente, en la universidad en la que realices tu Erasmus, los métodos de estudio, las asignaturas y en definitiva la cultura universitaria sea diferente, por lo que deberás adaptarte a ella y seguir aprendiendo como uno más. Este hecho de adaptación y aprendizaje, ampliará tu mente y te descubrirá que también existen otras formas de aprender.


En definitiva, el Erasmus se resume como toda una experiencia de vida, que es recordada para siempre y está hecha para aprender, conocer y madurar como persona.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados