Cómo usar el lavavajillas de una forma eficiente

En este artículo veremos cómo usar el lavavajillas de una forma eficaz, segura e higiénica.

Cómo usar el lavavajillas de una forma eficiente
Productos caseros, como el vinagre, pueden dañar el aparato y el contenido

Los electrodomésticos están para facilitarnos la vida. Pero un mal uso puede hacer que gastemos más agua y/o luz de la cuenta. Uno de los que más utilizamos es el lavavajillas, y aun así hacemos muchas cosas mal. Desde meter utensilios de cocina que no debemos hasta descuidar su limpieza.

En este artículo veremos cómo usar el lavavajillas de una forma eficaz, segura e higiénica.

Cómo usar el lavavajillas: fuera mitos

Empezaremos por desechar mitos, como que el vinagre puede sustituir al abrillantador. Si lo has probado puede que los resultados no hayan sido malos del todo. Pero a simple vista, puesto que está demostrado que el ácido puede dañar tanto el lavavajillas como a la vajilla, la cristalería y la cubertería.

Tampoco el limón sirve para hacer una limpieza a fondo de este electrodoméstico. Aunque sí que desengrasa y disimula malos olores, no sirve para eliminar los restos de suciedad de los filtros o de los pequeños rincones.
 

Cómo usar el lavavajillas: consejos de utilización

Una vez dicho esto, tenemos que tomar una serie de precauciones para un uso más efectivo del lavavajillas. A continuación listaremos las más importantes:

  • Antes de meter los platos y utensilios debemos eliminar los restos de comida. Así evitaremos que el filtro se atasque.
  • Tenemos que colocar las cosas en el lugar que les corresponde. A grandes rasgos diremos que las cacerolas, platos y utensilios más sucios tenemos que colocarlos en la cesta inferior en posición vertical. Los vasos, tazas, objetos de plástico y las pequeñas piezas van en la parte superior. Los cubiertos los colocaremos en las cestas específicamente diseñadas para ellos.
  • Siempre hemos oído que el lavavajillas, como la lavadora, hay que ponerlo cuando esté lleno. Pero no en exceso.
  • Antes de cerrar la puerta debemos girar las aspas y comprobar que no chocan con nada.
  • No podemos poner siempre el mismo programa, ya que el tiempo de lavado y la temperatura no es la misma cuando solo tenemos vasos que cuando metemos ollas y sartenes.
  • Utilizar siempre detergentes, antical y abrillantadores recomendados por los fabricantes. Como ya hemos dicho, los productos y soluciones caseras pueden dañar el lavavajillas.
  • Hacer una limpieza automática periódica, sin vajilla y sin jabón. Para ello utilizaremos productos específicos. Si lo utilizamos a diario tendremos que hacer esta limpieza cada dos meses.
  • La limpieza del lavavajillas incluye los filtros, las bisagras, las juntas de goma y la parte interior de la puerta.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados