Puedes usar cosas de tu despensa de formas que no te habías imaginado

¿Sabías que tienes cosas en casa a las que también les puedes dar otras utilidades? Descubre cómo usar cosas de tu despensa de forma alternativa y encuentra dobles funcionalidades para aquello que tienes en casa.

Puedes usar cosas de tu despensa de formas que no te habías imaginado
Tus cosas del día a día sirven para más de lo que piensas

En nuestras despensas guardamos una gran cantidad de productos, cada uno de los cuales tiene su propia función. Sin embargo, muchos de estos artículos pueden ser utilizados para otras funciones diferentes, las cuales distan de su uso más común.

Puede que te parezca estaño, pero puedes usar cosas de tu despensa que utilizas en tu día a día para otras funciones más esporádicas, en las que determinados productos cotidianos funcionan de maravilla.

Descubre cómo usar cosas de tu despensa de formas que no habías imaginado y da nuevas funciones a tus productos más cotidianos.

8 maneras de usar cosas de tu despensa de formas que no te habías imaginado


1. Dar brillo al bronce, al cobre y a las joyas con kétchup

ketchup

Parece ser que el kétchup no solo combina bien con las patatas fritas, ya que se trata de un buen abrillantador para piezas de bronce, cobre y joyas. Simplemente deberás aplicar un poco de kétchup sobre la superficie de estos materiales que quieres abrillantar y frotarlas con un cepillo de dientes para después lavarlo con agua y volver a disfrutar del brillo que antes tenían. Si la pieza es pequeña, también podrás sumergirla en kétchup, esperar a que el alimento actúe en la superficie y lavarlo con agua para obtener resultados.

2. Ajo para curar dolencias, limpiar la piel o repeler a los mosquitos

ajo

El ajo es uno de los alimentos base para condimentar una gran parte de nuestros platos. Sin embargo, también podrás emplearlo como medicamento natural, ya que funciona en heridas, constipados o infecciones.

Del mismo modo, sirve como tratamiento para la piel y el cabello, ayudándolo a crecer fuerte y sano.

Gracias a su fuerte olor, también es perfecto para ahuyentar a los mosquitos.

3. Quita las manchas de óxido con el té negro

te-negro

Seguro que en tu despensa tampoco falta el té. Por eso, si necesitas acabar con las manchas de óxido, tan solo deberás preparar un té negro y colocar dentro de este las zonas afectadas por las manchas y esperar a que el té haga efecto durante unas horas. Luego simplemente deberás lavar y comprobar cómo las manchas han desaparecido.

4. Limpia las sartenes y cazuelas de hierro fundido con sal

Se trata de uno de los trucos de la abuela que funciona perfectamente a la hora de limpiar aquella suciedad acumulada que, tanto en sartenes como en cazuelas, resulta realmente complicada de sacar. Simplemente deberás frotar sal contra aquellas zonas sucias con ayuda de un papel y finalmente lavar los cacharros.

5. Elimina las manchas de grasa con almidón de maíz

maizena

El almidón de maíz, más conocido como Maizena, es perfecto para acabar con las manchas de grasa. Cubre la zona afectada con una buena capa de Maizena durante una hora, para después limpiarlo con una esponja mojada. Si es necesario, posteriormente podrás acudir al detergente para acabar por completo con las manchas de grasa.

6. Acaba con las manchas de hierba utilizando azúcar

azúcar

Este dulce producto también te puede sacar de un apuro en cuanto a tratar las manchas de hierba se refiere. Frota un poco de azúcar sobre la mancha de hierba antes de lavar la prenda y verás como el verdín desaparece.

7. Mantequilla de cacahuete para acabar con los chicles que pisas

mantequilla de cacahuete

¿Has pisado un chicle y no sabes cómo sacarlo de la suela de tus zapatos? Aplica un poco de mantequilla de cacahuete y deja que esta haga su efecto durante unos diez minutos. A continuación frota todo con un cepillo y lava la zona. Te habrás deshecho de ese pegajoso chicle de la forma más rápida y sencilla.

8. Leche para limpiar y pulir el cuero

leche

Seguro que en tu casa no falta la leche, por lo que si necesitas dar un toque brillante o limpiar alguna mancha de cualquier artículo o prenda de cuero, tan solo tendrás que mojar un paño en leche y frotarlo con movimientos circulares sobre la zona de cuero que desees tratar. Después solo tendrás que limpiar con agua el área afectada y el cuero quedará perfecto.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados