Una receta TOP para hacer crema de setas

Crema de setas, una receta básica del otoño deliciosa, suave y sorprendente.

Una receta TOP para hacer crema de setas
Sencilla, rápida y nutritiva



El otoño es la estación de las setas y el momento ideal para elaborarlas de miles maneras. En el mercado dispondrás de una amplia variedad de setas, lo que te permitirá elaborar platos diferentes y siempre exquisitos.

Te traemos una receta muy fácil que te solucionará una cena o un primer plato: la crema de setas. ¡Muy apetecible en estos días de frío! 

Además es una forma estupenda de hacer que los niños coman setas sin apenas darse cuenta. Su ración de verduras camuflada en una riquísima crema.

Un palto nutritivo muy rico en fósforo, proteínas pero a la vez poco calórico. Perfecto si estás cuidando la línea.
 


Crema de setas: todos los secretos


Una receta muy sencilla que no te llevará más de 30 minutos de preparación. No necesitas ser un experto para que te salga bien. 

Te contamos paso a paso cómo hacer que tu crema de setas deje con la boca abierta a tus invitados o a tu familia. 

Nuestra receta está pensada para cuatro comensales, sin embargo puedes ajustar las cantidades en función de tus necesidades.

 


Ingredientes

 
  • 600 g de setas: pueden ser variadas o todas del mismo tipo, solo depende de tus gustos.
 
  • 150 ml de nata líquida o de leche si prefieres que tu crema de setas sea más ligera.
 
  • 1 litro de caldo de verduras (puedes usar carne de carne si lo prefieres)
 
  • 1 cebolla mediana
 
  • 1 diente de ajo (si la haces para los niños, mejor no le eches el ajo)
 
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (virgen extra si es posible)
 
  • Una pizca de pimienta 
 
  • Sal a tu gusto (siempre es mejor que tu crema peque de sosa que de salada)
 



Elaboración



1.- Lavas bien las setas y las cortas en trozos.


2.- Pelas la cebolla y el diente de ajo y los cortas en láminas muy finas.


3.- Pones en una sartén el aceite a fuego lento.


4.- Cuando el aceite esté caliente añades la cebolla y el ajo. Sofríes y rehogas hasta que la cebolla esté transparente. ¡Ojo que no se te queme!


5.- Añade las setas y las dejas durante un par de minutos, verás que sueltan agua. Es normal.


6.- A continuación echas el caldo de verduras y dejas que cueza durante unos 20 minutos a fuego lento. Tiene que hervir. 


7.- Retiras del fuego y echas todo el contenido de la sartén en un vaso de batidora. Bates bien hasta que quede una mezcla homogénea y, muy importante, sin grumos o tropezones.


8.- Vuelves a echar todo en la sartén, añades la leche o la nata y sin dejar de remover, lo dejas unos minutos hasta que forme un todo uniforme. 


9.- Añades sal y pimienta al gusto, remueves y tienes tu crema de setas lista para servir en la mesa.
 


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados