Las ventajas de hacer turismo rural: un turismo saludable y sostenible

En familia, en pareja o con amigos, el turismo rural es una de las opciones más popular entre los viajeros. Conoce aquí todas ventajas que te ofrece esta forma de viajar.

Las ventajas de hacer turismo rural: un turismo saludable y sostenible
El turismo rural prospera y la oferta en nuestro país es cada vez más variada

El turismo rural es la mejor alternativa para quien quiere alejarse del estrés de la ciudad, el trabajo y la rutina. Sin duda, el entorno rural es ideal para quien busca descanso de la mano de la naturaleza.

Este tipo de turismo es cada vez más valorizado, cada vez son más los viajeros que prefieren alojarse en un entorno rural a alojarse en un gran hotel en la ciudad. Alejarse de lo cotidiano es lo que motiva cada vez más a practicar esta forma de viajar.

Si todavía no te has convencido a practicar turismo rural, aquí te dejamos algunas de las ventajas más notorias que este tipo de turismo puede ofrecerte, además de un viaje que se convertirá en una experiencia inolvidable.

 

LAS VENTAJAS DE HACER TURISMO RURAL

 

Contacto con la naturaleza

Este tipo de turismo se realiza en un espacio rural, por lo que ayuda a promover el contacto con la naturaleza. Ya sea en la costa o la montaña, este tipo de alojamientos se sitúan en entornos naturales privilegiados, muchas veces en lugares completamente aislados, sin ruidos y con escasa cobertura. A través de este entorno podrás recorrer paisajes idílicos, respirar aire puro, tomar contacto con la flora y fauna de la zona, recuperando tu propia vitalidad y bienestar. 
 

Tranquilidad y descanso

Al estar alejados de la ciudad, del estrés y de nuestra propia rutina, el entorno rural nos brinda paz y tranquilidad. Es por ello que el turismo rural es la opción ideal si lo que buscamos es descansar y desconectar. Nada de despertares ruidosos, aquí podrás amanecer con el sonido de los pájaros y dormir al son de los grillos. 
 

Diversidad de actividades y turismo activo

Este tipo de turismo va de la mano del ecoturismo, el enoturismo y, por supuesto, el turismo activo. Además de descansar y desconectar, tendrás la posibilidad de realizar numerosas actividades y deportes al aire libre, tanto en la costa como en la montaña. Desde rutas de senderismo, paseos a caballo o en bicicleta, hasta deportes de aventura como el rafting o el barranquismo. Todo esto sin olvidarnos de que muchos de estos lugares poseen un gran importancia histórica y cultural, por lo que podrás visitar diversos monumentos y localidades de gran interés turístico.
 

Recuperación y rehabilitación de casas antiguas

Los alojamientos rurales suelen estar instalados en antiguas masías y caseríos que han sido rehabilitados para ofrecer este tipo de servicio. Esto favorece la recuperación y el mantenimiento de zonas rurales olvidadas o incluso abandonadas. A través de esta actividad económica también se crea una fuente de ingresos en lugares en los que antes no existía esta posibilidad.
 

Gastronomía y patrimonio cultural

Una de las principales características del turismo rural es el contacto directo con los recursos naturales y culturales del lugar de destino. A través de los alojamientos rurales podrás deleitarte con la cocina tradicional de la zona y disfrutar de los productos autóctonos frescos y de calidad. Además, muchos de estos alojamientos se ubican en fincas o aldeas que cuentan también con huertos ecológicos, granjas y ganadería propia.
 

Diversidad de alojamientos rurales

El turismo rural es apto para todo tipo de bolsillos. De hecho en nuestro país la oferta es cada vez mayor, lo que nos permite encontrar alojamientos con encanto a precios bastante económicos. Podrás elegir desde pequeñas y acogedoras casitas en medio del bosque hasta increíbles hoteles rurales con todos los servicios y comodidades.

¿A qué esperas para reservar tus vacaciones?

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados