¿Tu negocio cumple con la actual Ley de Protección de Datos?

Descubre las nuevas prácticas que deberán llevar a cabo las empresas para adaptarse al nuevo Reglamento General de Protección de Datos que la legislativa europea ya ha puesto en marcha

¿Tu negocio cumple con la actual Ley de Protección de Datos?
Adapta tu empresa al Reglamento General de Protección de Datos

Las empresas europeas tendrán hasta el 25 de mayo de 2018 para adaptarse al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) que actualmente se encuentra en vigor.

Gracias a esta nueva Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), se pretende que los datos de los clientes tengan una mayor protección y privacidad dentro de las empresas.

La implantación de este Reglamento General de Protección de datos se está haciendo de una forma progresiva para que todas las empresas que todavía no lo han implantado puedan hacerlo y tengan tiempo para planificar su adaptación a la Ley de Protección de Datos hasta mayo de 2018.

Si tu empresa todavía no cumple con el Reglamento General de Protección de Datos, es el momento de que conozcas las nuevas prácticas que van a ser necesarias dentro de tu negocio para poder cumplir con la protección de datos de tus clientes.
 

Adapta tu empresa al Reglamento General de Protección de Datos


La nueva Ley Orgánica de Protección de Datos ha sido creada con el objetivo de aportar un único marco europeo para la protección de datos, mejorar el proceso y reducir los trámites burocráticos que contribuyen a que las empresas adquieran un mayor compromiso en lo que respecta a la gestión y privacidad de los datos.

Hecho que lleva a las empresas a implantar una serie de prácticas que permitan la adaptación y cumplimiento de la nueva normativa de protección de datos.


Consentimiento inequívoco

El RGPD rechaza el consentimiento tácito que realiza el cliente para el uso de datos y obliga a que las empresas revisen sus cláusulas para que dicho consentimiento sea libre, especifico, informante e inequívoco.
 

Cláusulas y políticas informativas

Las novedades de esta normativa deben de ser transmitidas al cliente a través de las diferentes herramientas de comunicación propias de cada empresa.

Del mismo modo, conviene que las empresas realicen una revisión y adaptación de sus propias políticas informativas.
 

Delegado de Protección de Datos

El RGPD exige que las empresas cuenten con un Delegado de Protección de Datos, el cual se encargue de que la empresa respete la normativa, al mismo tiempo que realiza las funciones de auditor interno, identificando los riesgos de la protección de determinados datos y transmitiendo a las Autoridades de Control aquellas posibles brechas de seguridad que puedan surgir.
 


Evaluación del Impacto en la Protección de Datos Personales

Esta nueva herramienta permite que las empresas mejoren la privacidad en el ciclo de vida de cualquier tipo de dato que se introduzca, sometiéndolo a un análisis a través del que se comprueba si se está poniendo en riesgo algún derecho fundamental.
 


Códigos de conducta

Se trata de una serie de obligaciones que son responsables de los tratamientos de privacidad y protección de datos que se deberán cumplir según los Códigos de Conducta que se dicten por las pertinentes autoridades competentes.
 


Certificados y sellos de protección de datos

Son los elementos que marcan la distinción y reputación corporativa de la empresa, producto del cumplimiento del RGPD.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: