Trucos para reciclar los cepillos de dientes

¿Estás pensado en tirar tu viejo cepillo de dientes? ¿Y si le dieras una segunda oportunidad? Te presentamos algunos trucos para reciclar tus cepillos de dientes.

Trucos para reciclar los cepillos de dientes
5 ideas útiles para sacar el máximo partido a tu viejo cepillo

Reciclar tu viejo cepillo de dientes puede ser una buena forma de poner tu granito de arena para ayudar y cuidar el medio ambiente.

Piensa que para una correcta higiene bucal, se recomienda cambiar el cepillo de dientes como mínimo cada tres meses, por lo que son millones de cepillos los que son desechados cada año. Así, tirar nuestros cepillos a la basura supone un gran impacto para el medio ambiente, ya que se trata de enormes cantidades de plástico.

Si tú también quieres prolongar la vida útil de tu cepillo, reciclar y ayudar al medio ambiente, no dudes en apuntar estos prácticos y sencillos trucos con los que conseguirás reutilizar tu cepillo de dientes. 
 

5 IDEAS PRÁCTICAS PARA RECICLAR TU CEPILLO DE DIENTES


 

1. Utilízalo como cepillo quitamanchas 

Un forma muy fácil de reciclar tu cepillo de dientes es utilizarlo para quitar esas manchas tan difíciles de eliminar. Además podrás usarlo en distintas superficies, desde la ropa hasta la piel, todo ello gracias a la dureza y flexibilidad de las cerdas.

Verás que tu cepillo de dientes será una excelente herramienta para quitar manchas de tinta o restos de comida, y además sin necesidad de mojar la mancha.
 


2. Utilízalo como una herramienta de limpieza doméstica

Además de las cerdas resistentes, un cepillo de dientes tiene un tamaño y estructura bastante reducida, convirtiéndose así en una herramienta muy práctica y útil para limpiar objetos y rincones de difícil acceso y pequeño tamaño.

Las juntas de las baldosas o los azulejos, por ejemplo, son algo más difíciles de limpiar, pero con el cepillo de dientes esta tarea será mucho más sencilla y rápida.

También puedes utilizarlo para limpiar el teclado del ordenador o cualquier otro electrodoméstico, joyas, juguetes, suelas de zapatos o incluso utensilios de cocina.
 


3. Úsalo como limpiador de uñas

Otra opción es reciclar tu cepillo como una herramienta para higiene corporal, y en este caso tu cepillo sería un excelente limpiador de uñas.

Piensa que la estructura de un cepillo de dientes es perfecta para acceder hasta el más diminuto recoveco, además si sueles dedicarte a las tareas manuales o los más pequeños de la casa son unos artistas en potencia, seguro que este sencillo truco te será de utilidad.
 


4. Úsalo para aplicar tu tinte de cabello

Otra idea para reciclar tu cepillo de dientes es utilizarlo como un pincel para extender tu tinte en las raíces del cabello. De este modo, ganarás una mayor precisión y acabarás mucho antes, ya que gracias a su estructura el cepillo de dientes es mucho más fácil de manejar.
 


5. Utilízalo como una pulsera

Si prefieres reutilizar tu cepillo de dientes de una forma más creativa y artística, puedes hacerlo convirtiéndolo en una moderna pulsera. Tan solo tienes que cortar las cerdas e introducirlo en una cazuela en agua hirviendo, cuando el plástico esté blando, déjalo reposar un poco y ayudándote de un paño, dale la forma deseada con unos alicates o unas pinzas, después introdúcelo en agua fría para que se endurezca. 

Aquí os dejamos este completo tutorial, para que veas que es mucho más sencillo de lo que parece.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados