10 trucos para conservar los alimentos y así ahorrar en comida

Para ahorrar en comida debemos adquirir sólo los productos que vayamos a consumir en el momento. Las sobras y los perecederos tienen que ir al congelador.

10 trucos para conservar los alimentos y así ahorrar en comida
Para congelar las verduras antes tenemos que cortarlas y hervirlas

Cómo hacer para ahorrar en comida. Un dilema que nos trae de cabeza pero al que pocas veces damos solución. Sobre todo ahora que estamos en verano y que nos apetece comer fuera de casa. Este hábito tan veraniego incrementa nuestro gasto por partida doble:

1. Al comer fuera gastamos más.

2. La comida que tenemos en casa se estropea.
 

Ahorrar en comida: Empieza por el súper


Por eso durante estos meses debemos poner especial cuidado con los alimentos que compramos. Para compensar gastos y ahorrar en comida, debemos mentalizarnos y adquirir sólo los productos que vayamos a consumir en el momento. Si compramos de más, seguro que acaban en la basura.

Sobra recordar que tenemos que aplicar todos los trucos que ya conocemos para ahorrar en la cesta de la compra

Pero como es probable que nuestros consejos para ahorrar en comida caigan en saco roto, hoy vamos a ir un paso más allá. Vamos a aprender a conservar los alimentos una vez que ya hemos hecho la compra, hemos llegado a casa y hemos decidido que con este día tan estupendo no nos apetece cocinar nada de nada.

 

Conserva o congela para empezar a ahorrar 


A continuación os proponemos 10 trucos para ahorrar en comida:

1. Organizar la nevera en función del frío que requieran los alimentos.
  • Colocaremos las frutas y verduras en los cajones
  • La leche, los huevos y las salsas, mejor en la puerta. 
  • Los alimentos que necesiten poco frío irán en los estantes superiores, en el medio colocaremos los yogures y dejaremos el estante de abajo para la carne, el pescado o lo que requiera más frío.

2. Evitar llenar la despensa. Ademas, debemos poner siempre delante la comida que caduque antes.

3. La carne y pescado que sepamos que no vamos a consumir hoy o mañana, debe ir inmediatamente al congelador. 

4. Lo mismo decimos de las sobras. Las colocamos en tuppers de ración y al congelador.

5. Congelar la verdura. Para que no se eche a perder, antes de meterla en el congelador tenemos que trocearla y hervirla durante unos minutos. La escurrimos, la dejamos enfriar y la guardamos en una bolsa de congelación.

6. Los ajos también podemos conservarlos. Durarán más si los pelamos y los metemos en un bote hermético con aceite.

7. Si vives en un lugar con mucha humedad, debes tomar algunas precauciones extra. Por ejemplo:
  • Meter el pan de molde en la nevera. 
  • Introducir granos de arroz en el salero.
  • Una vez abiertos, los productos como la harina, la pasta, los cereales o el arroz se conservarán mejor en un recipiente hermético.

8. Envolver en papel film los alimentos que estén empezados, como el queso.

9. Guardar la fruta sin lavar.

10. Elaborar recetas para aprovechar las sobras o los alimentos a punto de caducar: una salsa de yogur, croquetas, lasaña, ensaladas...


Por cierto, si vas a comer o cenar fuera de casa y te sobra comida, no dudes en pedir que te la pongan para llevar. La vas a pagar y es tuya, eso tenlo claro.


También te puede interesar:
 
  •  

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados