Trucos para hacer buenas presentaciones

¿Qué tal se te da hablar en público? ¿Te cuesta pensar con claridad por los nervios? Pues con estos trucos para hacer buenas presentaciones lo bordarás.

Trucos para hacer buenas presentaciones
Cautiva a tus oyentes con estos sencillos consejos

Ha llegado el momento. Tu nombre ha sido anunciado por el altavoz y te toca hacer la presentación de tu proyecto. Te tiemblan las piernas y temes que esa sensación se vea reflejada en tu voz. Más de cien personas aguardan expectantes tu discurso, sentadas tranquilamente frente al escenario.

Tranquilo, respira hondo. Si has leído este artículo, en el que contamos unos cuantos trucos para hacer buenas presentaciones, no tendrás ningún problema. Lo harás de maravilla y todo el mundo quedará muy satisfecho con tu exposición.

Seguro que, a partir de entonces, la seguridad que tendrás sobre un escenario será mucho mayor. Los nervios de hablar en público serán cosa del pasado. Porque coger confianza es como montar en bicicleta: nunca se olvida.

TRUCOS PARA HACER BUENAS PRESENTACIONES


1. PRACTICA MUCHO

Ensaya, ensaya, ensaya. Hasta que el discurso te salga de manera natural, como si lo que expones lleve formando parte de tu vida desde que naciste. De hecho, los mejores discursos (como algunas de estas charlas TED) son aquellos en los que el orador narra una experiencia personal como si contara una anécdota.

Por tanto, transforma el mensaje de tu presentación en una historia que te salga de manera espontánea, sin tener que tirar de memoria. Steve Jobs decía precisamente esto, que hay que dejar la presentación con esquemas en PowerPoint en segundo plano y centrarse en contar una historia a la audiencia. Y para asimilar a la perfección el mensaje necesitas esas 3 palabras del principio: ensaya, ensaya, ensaya.

2. CONECTA CON EL PÚBLICO

Ofrecer un discurso apoyándose en una pantalla es importante, pero no lo fundamental. Aquí cuentan las palabras, tu capacidad para conectar con el público.

Si tienes que dar información algo pesada hazlo de forma que capte la atención de los oyentes. Como hemos dicho en el punto anterior, una anécdota es muy poderosa en estos casos. De hecho, está demostrado que el público se queda mucho mejor con los datos si se ofrecen dentro de un chascarrillo.

3. VE AL GRANO

Uno de los mejores trucos para hacer buenas presentaciones es ser directo. Si, como dice el refrán, nos vamos por los cerros de Úbeda en la charla, los oyentes dejarán de prestar atención rápidamente.

Este consejo no es incompatible con los anteriores. Se puede seguir una línea de discurso sin desviarse. Lo mejor es combinar información y anécdotas a partes iguales, pero siempre limitando el contenido.

4. APOYO VISUAL

Vale que sea un requisito secundario, pero un discurso coge mucha fuerza cuando hay imágenes que lo complementan. Si cuentas una historia personal, puedes por ejemplo exponer fotografías o dibujos en un proyector que ayuden a los espectadores a visualizar los hechos.

Por supuesto, si cuentas información con datos las fichas de PowerPoint nunca fallan. Eso sí, que sean claras y sencillas. Nunca las recargues demasiado o solo servirán para despistar al público.

5. LLEVA TARJETAS

Puede darse el caso de que olvides por un momento lo que tienes que decir a continuación. Para evitar atascos y silencios incómodos, lo más recomendable es que lleves apuntadas notas concisas en pequeñas tarjetas.

Ten en cuenta que una buena presentación no tiene por qué ser perfecta. Los errores son normales, lo realmente importante es saber subsanarlos.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: