Un truco para llamar a un teléfono 900 gratis

Los números de teléfono 900 están catalogados como tarificación especial y suponen un gasto superior, pero es posible evitarlos con otras alternativas.

Un truco para llamar a un teléfono 900 gratis
Diferencias entre los prefijos 901 y 902 y cómo evitar sobre costes en la factura

A menudo, administraciones públicas y empresas utilizan un teléfono 900 como medio para atender al cliente. El problema comienza desde el desconocimiento. Estos teléfonos que empiezan por 901 y 902, denominados de tarificación especial, se corresponden con una tarifa superior, que no está incluido en el régimen de tarifa plana. El resultado es que el abonado tiene que abonar el coste aparte, aunque tenga una cuota fija con llamadas ilimitadas desde cualquier punto del territorio nacional. El importe dependerá del prefijo, pudiendo compartirse, o no, los gastos de la llamada con el prestador del servicio. Sin embargo, existen alternativas varias para no tener que marcar estos números de teléfono (nunca más).

Una fórmula para evitar números 900


Prefijos 901 y 902

Muchas veces vemos estos prefijos sin conocer si existe alguna diferencia esencial entre ellos. Se trata de un teléfono 900 de tarificación especial. La diferencia radica en el coste de la llamada y cómo afecta al usuario. Mientras que el prefijo 901 es un servicio de pago compartido entre el prestador del servicio y el usuario, el coste total de usar un 902 repercute sólo en este último.

No+900 nos indica además que el coste de un teléfono fijo a un prefijo 901 es mucho menor respecto a una llamada realizada desde un móvil al mismo número. Ambos prefijos suponen un coste añadido a la factura. No obstante, son los 902 los que salen más caros. No+900 calcula que el usuario de estos teléfonos gasta una media de 5 euros por cada llamada.

Otros prefijos

Aunque son menos comunes, merece la pena conocerlos para evitar futuras sorpresas. El prefijo 704 redirige la llamada hacia otro número facilitado por el propietario de la línea. Se utiliza para disponer de mayor movilidad geográfica. El coste suele ser mayor que una llamada provincial, pero menor al de una llamada nacional.

El prefijo 905 está pensado para llamadas masivas y está catalogado como tarificación adicional. Los números 800 y 900 son gratuitos para el usuario que realiza la llamada, asumiendo este coste el propietario de la línea.

Utilizar buscadores

El usuario dispone de varios servicios para evitar un número de teléfono 900. Se trata de buscadores partiendo del nombre de la empresa o del número con prefijo 901 o 902. Ten en cuenta que hay dos formas de introducir el número, según aparezcan en la página web: en grupos de tres números o de manera correlativa.

El buscador de nmn900.com da la posibilidad de encontrar una alternativa al número de tarificación especial. La búsqueda se realiza a través de Google y de la propia tecnología de nmn900. Otra alternativa es el buscador de No+900. Los resultados de la búsqueda facilitarán otra alternativa al teléfono 900 que no suponga coste alguno al usuario.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados